17 de julio de 2010
17.07.2010
Se ha desactivado la alerta amarilla

El terral dará una tregua durante el fin de semana

Para la jornada de hoy se espera que la temperatura máxima se sitúe en los 36 grados

16.07.2010 | 03:10
Un joven se refresca en una ducha de la playa durante un día de terral.

Las temperaturas registradas a lo largo de estos días parece que no se van a repetir. Al menos durante el fin de semana. Todo gracias a que el terral va a desaparecer el sábado y el domingo por la entrada de vientos de levante. Esto hará que el mercurio caiga casi ocho grado hasta situarse en los 30 durante la jornada del sábado. El domingo la máxima estará en 33 grados. Pese a la bajada de temperaturas, las mínimas previstas son altas. En concreto de 24 y 25 grados para el sábado y el domingo, respectivamente.

Además, a lo largo del fin de semana puede que los cielos tengan algunas nubes durante la mañana, pero desaparecerán a lo largo del mediodía.

Para la jornada de hoy, en Málaga capital se ha desactivado la alerta amarilla por altas temperaturas. No obstante los termómetros pueden situarse en los 36 grados de máxima por la influencia del terral. La temperatura en la misma ciudad puede variar según la zona. Cuanto más al este y más cercana al mar, menor será.

La desaparición del sofocante terral va a producir el efecto contrario en las zonas del interior. La baja de temperaturas prevista para la zona del litoral para este fin de semana viene acompañada de una subida en la zonas de la comarca de Antequera y la Serranía de Ronda, así como en parte del Valle del Guadalhorce.

En líneas generales, las temperaturas no son superiores, hasta ahora, a las que se registraron durante julio del año pasado.
No obstante, como asegura el meteorólogo Jesús Riesco, el número de días que se ha producido terral es inferior, ya que el mes julio todavía no ha terminado.

Durante estos días se han sumado dos fenómenos que han aumentado la sensación térmica de calor. Por una parte, el terral y, por otra, las que los meteorólogos conocen como «noches tropicales». Es decir, las noches especialmente calurosas.
Eso ha hecho que fuera necesario activar la alerta amarilla por temperaturas altas.

En Málaga capital, la Costa del Sol Occidental y el Valle del Guadalhorce la sensación de calor fue más alta que en otras zonas de la provincia donde también combatió el terral.

El viento de terral es una masa de aire caliente que procede del interior de la península. Al descender el arco montañoso de Málaga se calienta por compresión y no se enfría hasta que llega a la costa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine