19 de julio de 2010
19.07.2010
Urbanismo

Urbanismo rectifica el PGOU y no trasladará de sitio la fábrica Salyt

Un informe jurídico reconoce un error que dejaba el espacio de la fábrica para uso comercial

17.07.2010 | 18:52
Imagen de archivo de la fábrica Salyt.

El sorprendente anuncio del nuevo PGOU de trasladar de sitio la fábrica de ladrillos Salyt y dejar la zona para un centro comercial y pequeñas instalaciones deportivas ha terminado siendo una metedura de pata, ya subsanada.

Como adelantó La Opinión el pasado 14 de julio, el nuevo Plan General de Ordenación Urbana hacía caso omiso al acuerdo de hace sólo ocho meses (26 de noviembre de 2009) de los tres grupos políticos municipales, que decidían en una moción institucional dejar en su actual emplazamiento esta fábrica vecina de la Granja de Suárez y se comprometían a tratar de mantener los 20 puestos de trabajo que en ese momento tenía la empresa.

El mismo día de la publicación del artículo, la Gerencia de Urbanismo hizo público un informe jurídico en el que reconocía que «por error», en la documentación del PGOU que se presentaba a nueva aprobación provisional, se había mantenido la ficha de 2008, en la que «se proponía el cambio de uso a comercial y dotacional de los terrenos afectados previa tramitación del correspondiente Peri».

El informe acuerda incorporar las correcciones y por tanto, «mantener los terrenos para la empresa Salyt en las mismas condiciones urbanísticas que las establecidas en el Plan General de 1997». Es decir, la fábrica pierde el «color violeta» de uso comercial y pasa al color azul de uso industrial.

En el Pleno de ayer que aprobó de forma provisional el PGOU, el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz, reconoció el error, «que va a ser subsanado», y expresó la voluntad del equipo de gobierno de cumplir el acuerdo de 2009, «consistente en que los terrenos de la empresa sigan manteniendo con las mismas determinaciones que en el Plan General del 97, suelo urbano consolidado con la calificación de industrial u ordenanza equivalente». El «misterio» de la fábrica Salyt queda resuelto.

Los vecinos: "Queremos un pabellón deportivo"

La asociación de vecinos de la Granja de Suárez ha recibido con cierto alivio la noticia de que en los terrenos de la fábrica no irá, finalmente, un centro comercial. En cualquier caso el presidente vecinal, Antonio Baena, subrayó a La Opinión el deseo de los vecinos de que los 30.000 metros cuadrados de Salyt se conviertan, en un futuro, en una zona para aparcamientos, parque «y un pabellón deportivo con piscina». El deseo de la asociación ha sido siempre el traslado de la fábrica de ladrillos, «que no va a admitir más de 20 trabajadores». Antonio Baena confía en que, en un futuro próximo, esa zona sea un gran equipamiento a. v. málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine