22 de julio de 2010
22.07.2010

El Ayuntamiento refuerza la seguridad en las atracciones

21.07.2010 | 07:00
Imagen de archivo de una atracción de la Feria.

Que exista más seguridad en las atracciones de feria equivale a una mayor tranquilidad por parte de los usuarios y más control por parte de los técnicos. Por ello, el Ayuntamiento de Málaga, desde el área de Urbanismo, reforzará este año la seguridad en las atracciones de la Feria de Agosto. Hasta ahora, eran los ingenieros técnicos de la Asociación de Feriantes de Málaga los que se encargaban de revisar las atracciones, pero con la modificación de la Ley de Espectáculos sobre Licencias Urbanísticas, el Consistorio malagueño también enviará a sus técnicos para asegurarse de que las atracciones funcionan a la perfección.
Los informes de ambas partes deben ser favorables y cumplir con la normativa vigente de seguridad. Así, un mes antes del comienzo de la Feria, la Asociación de Feriantes de Málaga deberá entregar al Ayuntamiento de Málaga toda la documentación necesaria para que cada instalación o atracción pueda ser autorizada con plazo de tiempo suficiente. Esta documentación consiste en un informe técnico debidamente visado por el Colegio Profesional competente, un seguro que acredite la responsabilidad de la compañía en caso de accidentes y, una vez concluida la instalación de la atracción, un certificado de montaje firmado por el técnico competente y visado por el correspondiente colegio profesional.
En el caso de que los informes no sean favorables o no coincidan con los elaborados por los técnicos del área de Urbanismo, la atracción no recibirá la autorización que le permita ponerse en marcha. Para conseguir esta autorización, que se realiza mediante subasta pública o a través de convenios de colaboración, se debe garantizar el fiel y exacto cumplimiento de todas las normativas relativas a la seguridad. De poner en funcionamiento la atracción sin dicha autorización, el feriante podría ser sancionado con hasta 3.000 euros al considerarse una falta muy grave.
Cada año, la Feria de Málaga cuenta con unas 120 atracciones, de las cuales 70 son de grandes dimensiones y 50 son más pequeñas. Para más tranquilidad de los usuarios, el Área de Comercio del Ayuntamiento de Málaga ha informado de que «no es frecuente recurrir al régimen sancionador, ya que se suele cumplir con la normativa». Por su parte, el fundador de la Asociación de Feriantes, José Blanco El Maño, asegura que se cumplen «al máximo» todos los criterios de seguridad.
«La temporada de ferias dura seis meses y durante los otros seis meses se realiza una revisión general de las atracciones para su mantenimiento y así prepararlo para una nueva temporada. Además, las atracciones cuentan con encargados especializados que, una vez que cuenta con el certificado técnico, van realizando revisiones por lo que pudiera ocurrir durante el periodo de ferias, provocado, por ejemplo, por las vibraciones de la atracción», asegura.
En relación al accidente mortal que tuvo lugar el pasado día 17 de julio en la atracción de El Péndulo del Parque de Atracciones Tibidabo, en Barcelona, José Blanco considera que «hay miedo» y eso es algo que «perjudicará a la Feria de Málaga».
En este sentido, explica que «el sistema varía mucho» en ese tipo de atracciones, «porque ellos la montan y hacen una revision cada cierto periodo de tiempo, pero nosotros cada vez que montamos la atracción, que suele ser todas las semanas, hacemos sus correspondientes revisiones».
Además, este año viene a la Feria de Málaga una atracción similar a El Péndulo, que ha sido fabricado en la misma casa italiana, algo que «preocupa un poco» a los feriantes porque creen que aunque existe ese temor del «si me pasa a mí», opinan que «lo bueno o lo malo de una feria es que el público no busca nada más que las atracciones más arriesgadas».

Sanciones
Como faltas muy graves se entienden la reiteración de otra falta grave, la ocupación sin autorización o la desobediencia de la ordenanza. Las graves, que se penalizan con multas de entre 751 y 1.500 euros, corresponden a la ocupación de mayor espacio del que corresponde, al deterioro grave de las instalaciones, molestar a vecinos o transeúntes, realizar conexiones eléctricas no autorizadas por los Servicios Operativos o manipulación y falsedad de la documentación aportada para obtener una autorización.
Además, cuando el infractor sea sancionado con el cierre temporal o total de la instalación, no podrá ser autorizado durante el próximo año.
Así lo recoge la Ordenanza Reguladora de la Vía Pública del Ayuntamiento de Málaga para el Aprovechamiento de Espacios con Puestos, Barracas, Casetas de Venta, Espectáculos o Atracciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine