22 de julio de 2010
22.07.2010
cursos de verano de la universidad

Santiago Palacios: «Los ginecólogos españoles tenemos una formación muy deficitaria»

Este madrileño, uno de los expertos en disfunciones sexuales femeninas más prestigiosos del país y que además es ginecólogo de la reina Sofía, dirige el Instituto de Salud y Medicina de la Mujer que lleva su nombre. Ayer dio un curso en Ronda.

22.07.2010 | 07:00
Santiago Palacios.

¿Cuáles son las principales disfunciones sexuales en la mujer?
Una es la atrofia o sequedad vaginal, que se produce por la falta de estrógenos, lo que motiva un menor riego sanguíneo. La sufren el 40 % de las mujeres que pasan la menopausia. Otra es la falta de hormonas masculinas o andrógenas, que produce un menor deseo sexual.

¿Existe tratamiento para estos problemas?
Sí, tenemos estrógenos locales con una eficacia tremenda y sin efectos secundarios. Sin embargo, sólo el 10 % de las mujeres que lo sufren se tratan. Por tanto, desde aquí queremos lanzar un mensaje a todas las mujeres que tengan ese problema, que sepan que tenemos tratamientos muy beneficiosos. Lo que pasa es que se confunden los lubricantes con los estrógenos. Los primeros son para un momento puntual, y los segundos mantienen la vagina preparada de forma continua. Así que hay que usar los dos. Y para la falta de andrógenos también tenemos tratamiento, que consiste en unos parches de hormonas.

¿Por qué los tratamientos hormonales producen tanto rechazo?
Porque se desconocen. Y muchas veces las mujeres no le plantean al médico sus problemas disfuncionales. Y si lo hacen es al final de la consulta, en el último minuto, después de que se hayan hecho todas las pruebas. Entonces el médico se queda muchas veces sin tiempo y no se soluciona. Las mujeres que tengan problemas sexuales tienen que pedir una consulta específica para ello, que no se mire como algo más dentro de una revisión.

¿Hay más disfunciones ahora que en el pasado?
No, porque el nivel cultural va aumentando y el no considerarte mayor con la edad también. Por tanto ahora no hay un antes y un después de la menopausia como pasaba antes, que se consideraba normal que la sexualidad desapareciera. Hoy nacemos con sexualidad y morimos con sexualidad. Las últimas estadísticas dicen que el 40 por ciento de las personas mayores de 70 años siguen manteniendo relaciones. Por tanto, no es que haya más alteraciones, sino que hay más demanda para una sexualidad plena.

¿Cómo considera la formación de los profesionales españoles en cuanto a sexualidad?
Es muy mala. Por ejemplo, los ginecólogos tenemos una formación muy deficitaria. No hay ninguna asignatura específicamente sobre sexualidad, ni ningún master. Desde aquí me quiero quejar sobre la formación, que es un pilar básico.

¿Cómo interpreta el hecho de que cada vez se tengan relaciones siendo más jóvenes?
Es algo que depende del país y la cultura. En algunas tribus africanas las mujeres tenían relaciones nada más tener la menstruación. Es cierto que se mantienen relaciones antes que hace 20 ó 30 años, pero también el grado de formación y desarrollo es mayor. La verdadera preocupación es que los padres les informan tarde, cuando a las niñas ya les ha llegado la regla. Y cuando se les habla de ello ya se han informado por otras vías e incluso han mantenido relaciones. Yo diría que entre 9 y 10 años es la edad idónea para hablarles sobre sexualidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp