24 de julio de 2010
24.07.2010

El juicio de «Malaya» podría retrasarse por la renuncia del abogado de Roca

El letrado argumenta su decisión en que no ha cobrado nada desde que asumió la defensa

23.07.2010 | 02:13
A la derecha de la imagen, el hasta ayer defensor de Roca. Detrás, su ex cliente.

Nueva piedra en el camino para la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Málaga, encargada de juzgar, desde el 27 de septiembre, a Juan Antonio Roca y a otros 94 acusados por el «caso Malaya». El abogado defensor del ex asesor de Urbanismo, José Aníbal Álvarez, ha renunciado a representar al murciano no sólo en este asunto, sino en los más de ochenta procesos penales que arrastra en diversos juzgados de España (la mayoría, 48, están en Instrucción 1 de Marbella).
La razón es sencilla: el letrado no ha percibido un solo euro desde que asumió la defensa de Roca, ya que éste tiene todo su patrimonio embargado por la autoridad judicial. No en vano, el bufete madrileño ha presentado numerosos escritos tanto en Marbella como en la Audiencia Provincial para que se levantara el embargo sobre diversos bienes y poder percibir así parte de sus honorarios, pero los órganos judiciales se han negado a ello una vez tras otra, aun cuando el administrador judicial, por ejemplo, sí percibe su salario de las mismas propiedades.
También ha renunciado a la defensa de la hija de Roca otro letrado del mismo bufete madrileño, que asumió la representación del ex asesor de Urbanismo el mismo día de su detención, el 29 de marzo de 2006.
Tras conocer la noticia, dos interrogantes se ciernen sobre el horizonte del juicio: ¿Qué puede hacer ahora la Sección Primera? ¿Se retrasará el plenario por culpa de esta causa?
Ahora el itinerario procesal es el siguiente: la Audiencia Provincial deberá decidir si acepta la renuncia, lo que se hace en el 99% de los casos salvo que haya indicios de fraude procesal, lo que no ocurre en este caso. Después, requerirán al murciano, actualmente en la prisión de Albolote, para que nombre a otro letrado y, si no puede afrontar sus minutas, se le asignará un abogado de oficio.
Pese a ello, fuentes judiciales reconocieron que este suceso «puede afectar al juicio», de forma que podría retrasar el plenario más allá del 27 de septiembre. «Las cosas se han complicado, porque el nuevo abogado deberá instruirse y conocer el sumario. La noticia salta pocos días antes del inicio de las sesiones, porque agosto es inhábil y, sin Roca, claro está, no se puede empezar. Hay malas perspectivas», indican.
Es decir, hay una posibilidad real de que se retrase el juicio, a pesar del celo e impulso que le ha dado a la causa el presidente del tribunal, José Godino, quien lleva un detallado estudio del itinerario procesal y advirtió recientemente de que cortaría de raíz cualquier maniobra tendente a poner en un brete el inicio de la vista. La colaboración de Álvarez para con el tribunal no ha sido puesta en duda jamás. De hecho, se ha alabado su apoyo al órgano jurisdiccional desde diversas instancias.
Esto ya ocurrió con el juicio del «caso Saqueo 1», cuando José Aníbal Álvarez desechó la defensa de Roca porque no había cobrado. Finalmente, el murciano fue condenado a seis años y diez meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine