31 de julio de 2010
31.07.2010
Perfil

Una familia histórica

30.07.2010 | 02:14

La malagueña fallecida ayer en el naufragio de la goleta turca, Paloma Gálvez Petersen, era una de las 11 nietas del doctor José Gálvez Ginachero. El famoso médico malagueño era el descendiente de una familia logroñesa de Cameros que como los Heredia y los Larios se asentó en Málaga en el primer tercio del siglo XIX. De hecho, José Gálvez Andújar, el padre del famoso médico, entró en contacto con Manuel Agustín Heredia y éste le recomendó a José de Salamanca, con quien trabajó en las oficinas del ferrocarril Málaga-Algeciras. José Gálvez Ginachero, nacido en 1866, completó sus estudios de Medicina en París y Berlín. En 1904, cuando llevaba ya una década trabajando como médico en Málaga, especializado en Ginecología, contrajo matrimonio con María Moll Sampelayo y por esos años fundó el sanatorio que lleva su nombre en el que era el piso de soltera de su mujer.
De 1923 a 1928, el doctor Gálvez se convirtió en alcalde de Málaga, compaginando esta tarea con su dedicación profesional. Bajo su mandato tuvo lugar la incorporación de Torremolinos a Málaga y se construyeron varias escuelas y hospitales. Hablando de colegios, el médico malagueño fue quien cedió terrenos en el Pasillo de Natera para instalar, a comienzos de siglo, las Escuelas del Ave María y también estuvo detrás en la consecución de los terrenos en Huelin para construir, en 1951, las nuevas Escuelas del Ave María.
La pareja Gálvez Moll tuvo tres hijos. La mayor, María del Carmen, contrajo matrimonio con el aviador Joaquín García-Morato. Precisamente, este militar presentó a su cuñada Josefina Gálvez Moll a un compañero de vuelo, Carlos de Haya, con quien contrajo matrimonio. Los dos aviadores, del bando nacional, morirían jóvenes, Carlos de Haya durante la Guerra Civil y Joaquín García-Morato nada más finalizar la contienda, durante una exhibición aérea. La muerte de sus dos yernos hizo que el doctor Gálvez redoblara sus atenciones con sus hijas y sus nietos.
El tercer hijo de la pareja Gálvez Moll fue José Gálvez Moll, que siguió los pasos de su padre y se convirtió en ginecólogo. Contrajo matrimonio con Alicia Petersen Garret y tuvieron cuatro hijos, entre ellos Miguel, que continúa en la actualidad al frente del sanatorio Gálvez y Paloma, la malagueña fallecida el miércoles y que también era propietaria del sanatorio que fundó su abuelo.
José Gálvez Ginachero falleció en 1952 y medio siglo más tarde, en 2002, la Diócesis de Málaga volvió a reavivar el proceso de beatificación del médico malagueño. Además de las Escuelas del Ave María, otras instituciones ligadas a los desvelos del doctor Gálvez fueron el Asilo de los Ángeles, la Escuela Nacional de Enfermería de Madrid y la de Enfermas y Matronas de Málaga. En el plano religioso, el doctor Gálvez presidió la Adoración Nocturna. Una familia muy querida por muchos malagueños y muy ligada a la historia de Málaga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine