31 de julio de 2010
31.07.2010

Rescatado un polaco tras un tortuoso secuestro de ocho días

La policía libera a la víctima en un chalé de Manilva y detiene a cuatro personas que lo retuvieron por una deuda de 20.000 euros

30.07.2010 | 07:00
Tres de los cuatro detenidos en el chalé de Manilva.

Los agentes que liberaron el sábado a un ciudadano polaco secuestrado durante ocho días en una vivienda de Manilva no se lo podían creer. «Nunca habíamos visto nada igual», reconocía ayer a Efe el comisario Serafín Castro, jefe de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Policía Nacional (UDEV), al relatar el «lamentable estado» que presentaba la víctima, conocida como El Gordo.
Los hechos se conocieron ayer, cuando la Policía Nacional anunciaba la liberación de un hombre de 39 años que fue hallado en un chalé atado de pies y manos en una cama y con la cara tapada. Según la versión policial, la víctima se encontraba aturdido y presentaba graves lesiones y signos de violencia en distintas zonas de su cuerpo.

Tortura
Semidesnudo, tirado en el suelo, amordazado, con los ojos vendados y atado con cuerdas a la estructura de una cama, este hombre presentaba además «golpes y magulladuras por todo el cuerpo y estaba completamente desorientado, incapaz de hablar y, posiblemente, drogado», según la policía, quienes añaden que le habían quemado la piel con mecheros, desgarrado la carne de diversas partes del cuerpo con unas tenazas y provocado profundas erosiones entre los dedos de los pies y las manos utilizando cordones, sedales y alambres.
La investigación se inició tras la denuncia de la Embajada de España en Varsovia (Polonia), desde donde informaron que la Oficina Central de Investigación de la Policía polaca había comunicado que una persona de esta nacionalidad podría estar detenida ilegalmente y sufriendo graves agresiones. Al parecer, El Gordo había contraído una deuda de unos 20.000 euros con sus captores, presuntamente miembros de una banda del crimen organizado de origen polaco que estaba siendo investigada en aquel país. En el momento del asalto policial, los agentes detuvieron a cuatro personas –un ciudadano alemán y otros tres de origen polaco– y se intervinieron de cuatro kilos de hachís, 7.000 euros, ordenadores , móviles, documentación falsa y material para atar y amordazar al secuestrado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine