20 de septiembre de 2010
20.09.2010
El traslado culminará en noviembre

La nueva sede de Urbanismo abrirá sus primeras dependencias en octubre

El edificio ha sido el más costoso de los ejecutados por el Ayuntamiento en los últimos años

20.09.2010 | 07:00
Aspecto del edificio que será la sede de Urbanismo.

El proyecto más costoso financiado por el Ayuntamiento en los últimos años está a punto de entrar en servicio. Se trata de la nueva sede municipal de la Gerencia de Urbanismo, una enorme mole por altura y envergadura que se levanta en el corazón del viejo barrio de El Bulto.
Tras casi cuatro años de trabajos –el doble de lo estipulado, que era 21 meses – y unos 30 millones de euros invertidos, el edificio está listo para que se ultimen los trabajos interiores de mobiliario y conexiones informáticas para entrar en uso.
Será el próximo mes de octubre cuando se trasladen allí los primeros departamentos para dar inmediatamente servicio al público, según aseguró el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz.
No se sabe aún quienes serán los primeros en estrenar el inmueble, pero una vez que el traslado se inicie «será paulatino y en las semanas siguientes se irán mudando otros departamentos».
El concejal Manuel Díaz prevé que «para finales de noviembre» la nueva sede de Urbanismo esté operando al completo si no existen dificultades sobrevenidas de última hora.
El edificio tiene dos torres de siete y diez plantas, respectivamente, más un parking subterráneo de tres plantas. Además de Urbanismo, también se trasladarán allí las áreas de Polígonos Industriales y la de Accesibilidad. Son áreas de poca infraestructura administrativa por lo que entre las dos ocuparán una planta, posiblemente la primera. El resto, la gran totalidad del inmueble, será para los distintos servicios de Urbanismo que ahora están repartidos en cuatro sedes diferentes, dos en calle Palestina, otra en Mauricio Moro y una cuarta en Carranque.
La configuración del edificio, cuyo proyecto ha firmado el arquitecto Javier Pérez de la Fuente, ofrece una imagen singular ya que tiene una primera edificación de tres plantas ocupando toda la parcela y sobre ella se levantan las dos torres, de diez y siete plantas. Entre las torres habrá dos grandes lucernarios.
La polémica ha envuelto la ejecución del edificio, principalmente por su coste. La oposición municipal ha criticado con dureza que el Ayuntamiento se haya gastado 30 millones de euros en un proyecto que no es de interés ciudadano al tratarse de un inmueble de uso administrativo. Su coste ha sido similar al de la construcción de unas 350 viviendas de protección oficial.
Lo cierto es que en principio se adjudicó por algo menos de 20 millones de euros. Pero pocos meses después de iniciadas las obras hubo que aprobar un aumento en el coste de 3,9 millones de euros. No fue el único ya que en julio de 2009 se aprobó un nuevo aumento, esta vez de seis millones de euros destinado a revestir al edificios de unas capas o lamas de GRC, un material de construcción compuesto por hormigón reforzado con fibra de vidrio que sustituye las armaduras metálicas tradicionales y que le da al edificio el aspecto característico que tiene.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook