14 de octubre de 2010
14.10.2010
Urbanismo

La construcción reduce la obra nueva en Málaga

Cae un 55% la petición de licencias para nuevos inmueble. En cambio, las reformas repuntan un 7,2%

14.10.2010 | 07:00
La actividad de la construcción en la capital está cayendo de forma continuada desde hace dos años, aunque están repuntando las reformas y rehabilitaciones.

El horizonte lleno de grúas de obra ha quedado como un paisaje del pasado. Al menos no con la profusión con la que se veía en los años previos a la crisis. El sector de la construcción en la capital malagueña está reenfocando su actividad a la rehabilitación, reduciendo al mínimo la ejecución de nuevas promociones de viviendas, que han caído un 55% en apenas dos años.

El termómetro de la construcción que tiene la Gerencia Municipal de Urbanismo en la petición de licencias de obras mayor marca a la baja la promoción de nuevos edificios. De hecho, la caída ha sido muy dura en el primer semestre de este año, con apenas 122 licencias tramitadas para obra nueva, frente a las 271 en el mismo periodo de 2008.

Esta tendencia contrasta con la seguida por las licencias de obra menor y menor abreviada, que se centran en la rehabilitación de los edificios antiguos o en las pequeñas reformas de las viviendas, que van al alza.

El caso más paradigmático lo representan las licencias de obra menor, que han experimentado un repunte durante el primer semestre de este año y respecto al mismo periodo de 2009. Estas autorizaciones crecieron un 7,2%, con 2.988 autorizaciones tramitadas durante el primer semestre del año, frente a las 2.786 del mismo periodo de 2009. Este incremento recorta la pérdida de los dos últimos años de forma apreciable y sólo está un 3% por debajo de las registradas entre enero y junio de 2008.

Pero esta evolución al alza parece que se va a mantener durante la segunda mitad del año y es previsible que la subida vaya en aumento, ya que entre enero y septiembre la cifra total se elevó a 4.305 licencias solicitadas, que es el 82% de lo que se gestionó en todo el año 2009 y a falta de todo un trimestre con una clara tendencia positiva.

Estas obras menores suponen rehabilitaciones en toda regla de los inmuebles, incluido cambios en la tabiquería. Son actuaciones más profundas que las autorizadas por las licencias de obra menor abreviada, que no implica grandes cambios en la distribución interna del edificio.

Versión abreviada

Estas últimas también llevan una evolución al alza. De hecho, entre enero y septiembre, Urbanismo tramitó 3.250 licencias, una cifra muy similar a las 3.360 que resolvieron durante todo el año 2009 y a las 3.623 licencias del año 2008. Las previsiones de la Gerencia para este año es que se superen ampliamente los datos de los dos últimos años.

El concejal de Urbanismo, Manuel Díaz, reconoció que esta tendencia es muy acusada este año con un amplio descenso de la petición de licencias de obra mayor frente a un repunte de la obra menor y abreviada respecto a los dos últimos años. «Se rehabilita más que se construye vivienda nueva», apuntó Díaz, quien destacó la buena evolución de las VPO en los últimos años, que han centrado gran parte de la actividad de la construcción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook