17 de octubre de 2010
17.10.2010
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
102.136
Fallecidos:
9.053
Recuperados:
22.647
Mundo:
Casos:
936.297
Fallecidos:
47.250
Recuperados:
194.585
Actualizado: 02-04-20 08:43h
Política

Las promesas que nunca vieron los malagueños

La anterior campaña electoral municipal estuvo cargada de propuestas e iniciativas vacías que han quedado en nada

17.10.2010 | 07:00
El megapuente del PP.

La Colina de las Artes, un tranvía en superficie, la «City» financiera, un puerto deportivo en El Morlaco, la Agencia Municipal de la Colocación, guarderías en cada distrito, la Casa del Inmigrante, el Centro Tecnológico de Formación y Empleo o la redacción del anteproyecto de la línea 4. Pueden parecer proyectos de otra ciudad, pero estas actuaciones fantasmas fueron prometidas en un tiempo lejano, la friolera de casi cuatro años y, de muchas de ellas, nada se sabe, ni se ha vuelto a hablar. Son las propuestas electorales que hicieron los principales partidos en la campaña de los anteriores comicios municipales. A punto de finalizar la legislatura es tiempo de rendir cuentas.
Aunque la lógica llama a un análisis más exhaustivo de las promesas de aquel que gobierna, las propuestas del PSOE no tienen desperdicio e incluso alguna se antoja aliñada, exaltada, ennoblecida o acrecentada, y aunque llena de imaginación, creatividad y efecto político quizás adolecen de altas dosis de realidad.
Corría el mes de mayo del año 2007 cuando el candidato a la reelección por parte del PP, Francisco de la Torre; la cabeza de lista del PSOE, Marisa Bustinduy; la apuesta de IU, Pedro Moreno Brenes; y el candidato del PA, Ildefonso Dell´Olmo, se batían en duelo por conquistar votos. El resultado fue la ya conocida victoria del PP.
Recorrían mercados, se multiplicaban en un sinfín de actos a lo largo de la ciudad y prometían y prometían un rosario interminable de proyectos y actuaciones. Cabe reconocer, sin embargo, que las propuestas de De la Torre, en el poder también en aquel entonces, fueron más prácticas y pegadas al terreno, frente al programa de Bustinduy aparentemente más irrealizable pero a la vez ambicioso. Pronto se repetirán estas escenas. De hecho, el PP ha puesto en marcha esta semana pasada la maquinaria de recogida de propuestas ciudadanas para confeccionar el nuevo programa electoral.

Las promesas del PSOE

La socialista aseguró que «impediría»» las torres que en los terrenos de Repsol proyectaba el PP, donde ubicaría además un gran parque, el pulmón de la ciudad. La denominada Colina de las Artes o la «City» financiera en el Cortijo de Torres fueron dos de las iniciativas más originales y llamativas de Bustinduy. De hecho, la Colina de las Artes, emplazada en El Ejido, contenía a su vez un museo del cine, la academia andaluza de cine o un cortódromo, que al parecer es un edificio para la realización de cortometrajes. Este campus cinematográfico se unió a la otra gran actuación, la «city» financiera, un distrito económico que prometía crear miles de empleos y que supondría el traslado del recinto ferial. De todo aquello nunca más se supo. Bustinduy se fue y sus compañeros ediles socialistas, aunque en la oposición, no han planteado nada en este sentido en toda la legislatura.
Una calle Larios en cada distrito o una línea de tranvía en superficie, con recorrido circular, que complementaría el metro, fueron otras de las iniciativas del PSOE. Se conocía hasta el recorrido: plaza de la Marina, la Térmica, Palacio de Ferias, Universidad, Ciudad de la Justicia, Puerto de la Torre y Carlos Haya. Y ahí quedó eso.
Es bueno y recomendable pensar, idear y soñar ciudad. Programar, elaborar proyectos e incluso adelantarse a los tiempos, pero ciertas propuestas son lo menos poco creíbles, mucho más cuando se depende de otras administraciones para su realización ante las limitaciones, fundamentalmente económicas, de una administración local. Ahora, coge el testigo la candidata socialista para los próximos comicios, María Gámez. Se desconoce si retomará algunas de las propuestas de su antecesora o si simplemente todo quedará en humo electoral.
142 kilómetros de carriles bici, duplicar el número de turistas, la creación del defensor del ciudadano, decálogos de participación ciudadana o de nuevas tecnologías, un centro de documentación de Pedro de Mena, una comisión de estética urbana, bibliotecas, el mejor recinto ferial «de España», el ateneo en cada barrio o un sinfín de nuevos centros como el relativo al desarrollo turístico sostenible, o la oficina de respuesta unificada, fueron otras de las propuestas.

El PP y su programa

Las iniciativas de Francisco de la Torre se ajustaban más a la realidad. Muchas de ellas se han cumplido, de otras ni se sabe ni han vuelto a aparecer, pero destaca además que el candidato del PP incluía en su programa actuaciones que también dependían de la voluntad y sobre todo del dinero de otras administraciones, tales como la puesta en servicio de las líneas 1 y 2 del metro, la finalización del proyecto de la línea 3 y el anteproyecto de la 4 o la ampliación del Paseo Marítimo de Poniente. Si Bustinduy contaba con 1.200 propuestas y 50 puntos principales, De la Torre presentaba 1.500 y 50 proyectos «estrella».
¿Qué fue de la construcción de la tercera depuradora de Málaga y Valle del Guadalhorce, o la creación de la Carpeta Electrónica del Ciudadano, o la ampliación del Palacio de Ferias, o la construcción del Auditorio en San Andrés, la creación de la Agencia Municipal de Colocación, el primer centro de asistencia integral para víctimas de violencia de género, la creación del centro del inmigrante o el Centro Tecnológico de Formación y Empleo? Unos caminan lento, otros dependen de más administraciones y algunos ni están ni se les espera. Son sólo algunas de las iniciativas de De la Torre, que al final resultó victorioso. El PP planteó también la ejecución de un tranvía, del que aún no hay plazos ni visos de construcción.
Aunque es justo apuntar que la lista de proyectos realizados y actuaciones finalizadas también es reseñable. Y es que el programa que presentó De la Torre es abultado e inabarcable. Constaba de 135 páginas plagadas de actuaciones y proyectos por áreas de gobierno y por distritos, desde los pequeños detalles a los grandes proyectos.
Pedro Moreno Brenes, por IU, –que repetirá en estas elecciones– e Ildefonso Dell´Olmo por el Partido Andalucista, también fueron parte de esta campaña donde desempeñaron un papel digno aunque con propuestas menos llamativas y también más realistas. Izquierda Unida logró dos ediles, aunque uno de ellos ha abandonado la formación por desavenencias contando en estos momentos la coalición de izquierdas con un solo edil. El Partido Andalucista por su parte, pese a los esfuerzos de Dell´Olmo, no logró entrar en la Casona del Parque, uno de los sueños de este andalucista y durante muchos años parlamentario andaluz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas