10 de noviembre de 2010
10.11.2010

La quiebra de Noriega deja en el aire un proyecto de mil casas de lujo

La urbanización Colinas del Limonar, que está en la fase de desarrollo del terreno, deja ahora su futuro en manos de los bancos acreedores

10.11.2010 | 06:00
Un aspecto de las obras de urbanización que se desarrollan en Colinas del Limonar.

La urbanización de lujo Colinas del Limonar, la mayor promoción de viviendas privadas que se proyecta en la capital, corre un serio peligro de quedar paralizada después de que la empresa constructora Noriega se haya declarado en quiebra y haya entrado en concurso de acreedores.
La urbanización Colinas del Limonar proyecta la construcción de algo más de 1.100 viviendas de lujo en esta zona del Este de la capital, entre chalet adosados e individuales. Desde hace cinco años se trabaja en las tareas de urbanizar del terreno, lo que ha supuesto el encauzamiento del arroyo Toquero y la canalización parcial del arroyo del Mayorazgo; además al tratarse de una zona de elevada pendiente se ha hecho necesario levantar enormes muros pantalla que han supuesto la deforestación de esa zona.
El futuro de este gran proyecto queda ahora en manos de los bancos como principales acreedores, por lo que la continuidad de las obras es incierta.

Plataforma de acreedores
La constructora, perteneciente al grupo empresarial cordobés Sánchez Ramade, tiene una deuda contraída y declarada en concurso de acreedores por el juzgado mercantil de Córdoba de 1.162 millones de euros. El juzgado ha aceptado la solicitud del concurso de acreedores presentada por Noriega después de que no lograra alcanzar un acuerdo con la banca para refinanciar la deuda.
La Opinión de Málaga informaba el pasado 5 de octubre de que los responsables de Noriega habían alcanzado un acuerdo con 88 empresas locales con las que mantiene deudas para finiquitar las mismas y evitar así el concurso de acreedores, cosa que finalmente no ha sido posible.
Francisco Vázquez, portavoz en Málaga de la plataforma de empresas acreedoras de Noriega, explicó ayer su desencanto por el concurso de acreedores, que «deja en serio peligro a muchas pequeñas empresas a las que Noriega le debía cantidades entre los 1.000 y los 8.000 euros, unas cifras que para estas empresas pequeñas suponen el poder seguir o no».
Ahora todas las empresas deberán presentarse individualmente al concurso de acreedores, aunque también lo harán como plataforma. Además, el jueves se manifestarán en Córdoba tras celebrar una asamblea general.
Además del proyecto de Colinas del Limonar, Noriega promovía otras dos actuaciones en la provincia de Málaga en este momento. Se trata de 138 apartamentos en Punta Paloma, en el municipio de Manilva, junto a la urbanización de Sotogrande, que están en régimen de alquiler turístico y de 156 viviendas en construcción correspondientes a la tercera fase de la urbanización Monte Real, en Torremolinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine