11 de noviembre de 2010
11.11.2010
Construcción

De la Torre no teme que la quiebra de Noriega paralice Colinas del Limonar

El alcalde espera que el concurso de acreedores permita mantener la actividad empresarial

11.11.2010 | 06:00
Las obras de urbanización de Colinas del Limonar han obligado a amurallar el monte.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, consideró ayer «positivo» el hecho de que Noriega, la empresa que promueve la construcción de la urbanización Colinas del Limonar, se haya declarado en quiebra y haya entrado en concurso de acreedores, en tanto que esta fórmula «se plantea para mantener la actividad de la empresa cuando está en una situación difícil de deudas, como la actual».
De la Torre explicó que entrar en concurso de acreedores «es un mecanismo del derecho mercantil para que en época de crisis, como la que padecemos, las empresas puedan seguir con su actividad».
Por ello, manifestó que, a su juicio, lo que ha sucedido «no hay que verlo como una situación de nueva dificultad, sino de que la constructora, ante la crisis tan dura en que se encuentra el país, pueda seguir funcionando y desarrollando sus objetivos». A partir de ahí, «lo ideal sería –tal y como reconoció– llegar a un acuerdo con todos los acreedores».
Por todo ello, De la Torre confía en «la buena voluntad de los jueces correspondientes y de los administradores que se nombren», de manera que «hagan una buena tarea», al tiempo que defendió que los responsables de la constructora Noriega, perteneciente al grupo empresarial cordobés Sánchez Ramade, sigan participando en la administración de dicha promotora para garantizar mejor la continuidad de los trabajos que quedan pendientes.

Compradores de viviendas

Todo ello llevó a De la Torre a «confiar» en que las obras del proyecto de Colinas del Limonar no se paralicen y continúen hasta su finalización.
También se refirió a las posibles consecuencias que puede tener la declaración de quiebra de Noriega la organización de consumidores Facua en Córdoba, ciudad donde la constructora tiene su sede.
Facua explicó ayer en una nota pública que en el caso de que las viviendas que ha proyectado o que construye dicha empresa del grupo Sánchez-Ramade no sean finalmente entregadas a sus compradores, éstos «tienen derecho a recuperar la totalidad de la cantidad entregada a cuenta más el interés legal».
En este sentido, Facua de Córdoba ha recomendado a los ciudadanos que hayan comprado viviendas a Noriega y que estén pendientes de su construcción «que requieran a la empresa información sobre las entidades financieras que avalan las cantidades entregadas a cuenta, ante la incógnita de si las obras serán o no completadas».
Además del proyecto de Colinas del Limonar, la constructora Noriega promovía otras dos actuaciones más en la provincia de Málaga en este momento. Se trata de 138 apartamentos en Punta Paloma, en el municipio de Manilva, junto a la urbanización de Sotogrande, que están en régimen de alquiler turístico, y de 156 viviendas en construcción correspondientes a la tercera fase de la urbanización Monte Real, en Torremolinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook