21 de enero de 2011
21.01.2011

La Catedral se queda sin mantenimiento

Empleo. Los 45 alumnos de la escuela taller Antonio Ramos se licenciaron ayer tras un año de mejoras en la basílica malagueña. Sin embargo, el templo se quedará en 2011 sin la conservación requerida.

21.01.2011 | 06:00
Los alumnos de la escuela taller recibieron ayer el título en un acto en la Catedral.

La Catedral de Málaga despidió ayer a los últimos 45 alumnos de la escuela taller Antonio Ramos. Al menos durante este año. La negativa de la Consejería de Empleo a renovar esta iniciativa para principios de 2011, y su retraso a 2012, ha dejado a la basílica huérfana de manos que continúen con la larga lista de reparaciones y arreglos necesarios. Sin embargo, la situación de varios proyectos, que se han quedado a medias, ha obligado al Cabildo de la Catedral a estudiar distintas alternativas que permitan financiar estos trabajos durante este año.
El director de la escuela taller, Fernando Ramos, explicó que se ha quedado por terminar parte del trabajo de bordado, con la ejecución de los respiraderos de la carroza que lleva la custodia en la procesión del Corpus. Además, de las capillas del segundo cuerpo de esta carroza, que pertenecen al módulo de orfebrería, y el cancel de madera de la puerta del Evangelio, en la fachada principal, que estaba siendo ejecutada por el módulo de carpintería.
«El Cabildo está buscando alternativas para que no se pare el trabajo y no dejar las cosas a medias», aseguró Fernando Ramos, quien recordó que la lista de necesidades para la Catedral «es muy larga».
El final de esta escuela taller abre así un periodo de incertidumbre para el mantenimiento de la Catedral, que se retomará para principios de 2012, momento para el que el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) se ha comprometido a aprobar una nueva edición.
La escuela taller que se acaba de clausurar disponía de 45 alumnos, repartidos en 5 especialidades con 9 alumnos cada una. Así, se ha impartido formación sobre ebanistería, forja, diseño asistido por ordenador, bordado y orfebrería, además de incorporar una profesora de educación compensatoria, un psicólogo, una administrativa y el director.
La clausura del curso se celebró con un sencillo acto ayer tarde en la Catedral, que contó con la presencia del delegado de Empleo, Juan Carlos Lomeña; el vicario y deán de la Catedral, Alfonso Fernández Casamayor; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y la concejala de Economía y Empleo, Carolina España.
La escuela taller ha estado trabajando durante dos años en la Catedral, combinado la enseñanza de un oficio con arreglos y mejoras de la basílica. Entre los trabajos realizados se encuentra la reforma del altar mayor, el mantenimiento y conservación del Coro de Pedro de Mena, la cancela del Sagrario, los pasamanos de la escaleras de la Torre Sur, la ejecución de planos de la basílica, toma de datos de las bóvedas, los faldones para la carroza del Corpus, realización de una saya para la Dolorosa, la restauración de la orfebrería de la Catedral y de la barandilla del altar mayor, entre otros trabajos.
El 80% de los alumnos ha superado la formación con una calificación alta y ha recibido un cursos para fomentar la vocación emprendedora, con idea de facilitar la creación de empresas entre los licenciados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook