10 de febrero de 2011
10.02.2011
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
177.633
Fallecidos:
18.579
Recuperados:
70.850
Mundo:
Casos:
2.000.779
Fallecidos:
126.776
Recuperados:
484.831
Actualizado: 15-04-20 11:19h
Calles Vendeja y Trinidad Ground

Vecinos pendientes de un andamio

Vecinos y comerciantes piden al Ayuntamiento que desbloquee la situación de dos inmuebles, desde hace tres años con andamios en estas dos calles, por perjudicar a los comercios.

10.02.2011 | 01:19
Los dos edificios de la calle Vendeja y, detrás, La Equitativa.

«Esto es lo primero que ven los cruceristas cuando vienen a Málaga y al lado está la oficina de Turismo de la plaza de la Marina», se lamenta Alberto Ximénez. Este propietario de un local en el edificio de La Equitativa observa alarmado el deterioro del edificio, «que lleva así 21 años abandonado». Alberto lamenta el que el único resultado de una inspección técnica del inmueble haya sido el arreglo de la entrada. «Ya se ha caído una de las pelotas de arriba y lo próximo es que algo se le caiga a alguien en la cabeza», destaca.

Pero si mal está el edificio de La Equitativa, del que en 2009 se anunció su rehabilitación, lo que enerva a vecinos y comerciantes es el deterioro de dos edificios, uno de ellos del siglo XVIII con fachada a la calle Trinidad Grund y calle Vendeja y el segundo haciendo esquina con la calle Vendeja y el lateral de la plaza de la Marina. Los dos, del propietario mayoritario del edificio de La Equitativa, informa Alberto Ximénez.

Desde hace tres años, los dos inmuebles cuentan con unas estructuras de hierro. «Imagínate los negocios que están detrás de los andamios», señala. En una peluquería de Trinidad Grund, vecina del inmueble, la humedad se cuela y lo mismo ocurre con los comercios próximos al edificio de la calle Vendeja, donde los comerciantes muestras nuevos rastros de humedad.

Precisamente, en un lateral de la plaza de la Marina, el edificio pegado al inmueble abandonado «ha tenido que ser desalojado tres veces porque la gente se mete en el de al lado y hace fogatas».

Pero estas no son las únicas consecuencias. «Hay muchas ratas, que hasta caen de los árboles», cuenta, al tiempo que lamenta que en la calle Trinidad Grund, los árboles tapan las primeras plantas de muchas viviendas, «y aquí nadie del Ayuntamiento ha venido a cortar una rama».

«Hablamos del Soho, del puerto, pero esta zona de aquí está a 20 metros de la calle Larios y es el Centro y mira en qué estado se encuentra», destaca Alberto Ximénez, quien cree que la calle Trinidad Grund podía tener mucho mejor aspecto y más vida comercial. «Y cuenta con un alumbrado que es tétrico, hasta el camino de Gibralfaro por la noche da menos miedo que esto».

Como muchos vecinos y comerciantes, Alberto Ximénez pide al Ayuntamiento «que emplee las armas que tiene» para obligar a rehabilitar los tres edificios.

Ayuntamiento y empresa
Una portavoz de la Gerencia de Urbanismo declaró que el proyecto de rehabilitación de los dos edificios de calle Vendeja y Trinidad Grund está en marcha. «Hay una modificación del Pepri Centro en marcha promovida por Promociones Rubcapel para poder iniciar la rehabilitación del edificio». La portavoz señaló que falta el informe de Aviación Civil por las servidumbres aeronáuticas y luego habrá que resolver las posibles alegaciones, se llevará a la Junta de Gobierno Local para la aprobación provisional y posteriormente se pedirá un informe a Obras Públicas previa aprobación definitiva por el pleno.

El abogado de la empresa, el señor De Torre confirmó que la intención es hacer en estos dos inmuebles viviendas de lujo, después de que el Ayuntamiento rechazara la construcción de un hotel por la elevación de altura del edificio de Trinidad Grund para igualarlo con el de Vendeja.

En la actualidad, un vecino de la calle Trinidad Grund ha presentado una alegación porque el proyecto «le quita vistas», «cuando no se levanta ni un solo metro sobre lo que existe, en las dos casas no se prevé aumentar altura alguna», aclaró De Torre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook