14 de febrero de 2011
14.02.2011
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
223.578
Fallecidos:
26.478
Recuperados:
133.952
Mundo:
Casos:
4.029.145
Fallecidos:
276.473
Recuperados:
1.394.259
Actualizado: 9-5-20 11:20h
Sanidad

La crisis obliga a cerrar servicios privados de pruebas diagnósticas

Inversores inmobiliarios de Alemania y Noruega miran a la Costa del Sol para abrir clínicas y residencias

14.02.2011 | 06:00
La crisis obliga a cerrar servicios privados de pruebas diagnósticas

Las compañías aseguradoras están aguantando la crisis, y no sólo mantienen a sus clientes, sino que han conseguido aumentar la demanda, con tarifas asequibles. Sin embargo, las consultas privadas han descendido hasta un 35%, y eso lo están notando los médicos que ejercen en este ámbito. «El paciente privado paga 15 veces más que el asegurado», indica un especialista, que se queja de la «baja retribución» que reciben de las aseguradoras por actos médicos.

Los médicos con actividad privada advierten de que esta situación está llevando al cierre de consultas, en concreto de pruebas diagnósticas y radiología. Recuerdan que es el profesional sanitario el que tiene que invertir en tecnología y en mantener la calidad en su servicio, sin ninguna ventaja fiscal y con honorarios bajos. «Nos resulta muy difícil negociar con las compañías de seguros, porque las condiciones que nos ponen están muy lejos de nuestras expectativas», indica un especialista que prefiere no dar su nombre.

Para parte del sector privado, existe un exceso de oferta que puede ser dañino. Pero también hay mercado interesado en la inversión en servicios de atención primaria y de dependencia, campos en los que el sistema público tiene problemas por saturación o por falta de recursos. Grupos de inversión extranjeros, nórdicos y alemanes dedicados a proyectos residenciales en la Costa del Sol, están estudiando proyectos sanitarios, como la construcción de clínicas y hospitales privados, teniendo en cuenta la evolución demográfica, con una población más envejecida y dependiente. Incluso, hay compañías que se plantean promover servicios de turismo sanitario. La idea es atraer a pacientes nórdicos y británicos, por ejemplo, para operarse de cataratas. En sus países de origen, las pólizas son también más caras que aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Lo último Lo más leído