05 de marzo de 2011
05.03.2011
Crónicas de la ciudad

Vistafranca se queda sin palmeras

La asociación de vecinos denuncia que el Ayuntamiento lleva cuatro años sin podar los árboles y que ha talado dos palmeras centenarias, que jalonaban la entrada de la antigua finca que dio nombre al barrio y por tanto uno de sus símbolos. Reclaman que mantengan mejor las palmeras en lugar de terminar con ellas.

05.03.2011 | 01:21

Hace cien años, la finca de Vistafranca, con su avenida de palmeras y su tentadero, era un remanso de paz en el que se cultivaban desde algodón, alfalfa y alcachofas hasta patatas. Entre los años 60 y 70 se construyó la barriada de Vistafranca, pero una buena parte de los árboles históricos de la finca se mantuvo, empezando por la avenida principal, que pasó a llamarse Alcalde José María de Llanos.

La asociación de vecinos de Vistafranca, que tiene muy presente la historia del barrio, denuncia ahora que el Ayuntamiento taló hace unos días dos de las palmeras centenarias, una de las cuales aparecía además en el escudo vecinal. La causa, cuentan los vecinos, ha sido el picudo rojo, aunque se muestran escépticos.

«A todo le echan la culpa del picudo rojo, pero el problema es que a esta gente se le va la mano», lamenta el presidente vecinal Antonio Toval. En concreto, cuenta el caso de una de las palmeras, que estaba apoyada contra un ficus, también centenario. La causa de que estuviera inclinada se debía, indica el presidente, a la presencia de un gigantesco nido de cotorras argentinas. «El peso es tan grande que la palmera se inclina, pero cuando quitaron el nido, la palmera empezó a enderezarse y no había por qué haberla talado».

Antonio Toval pone como ejemplo otra veterana palmera, también en la calle Alcalde José María de Llanos, que desde hace muchos años tiene en la base una estructura metálica para impedir que se caiga. La principal reclamación de la asociación de vecinos es que el Ayuntamiento haga un mantenimiento más seguido a estos ejemplares centenarios pues, recuerda, los árboles del barrio no se podan desde hace cuatro años y sólo ahora el Consistorio, por las denuncias vecinales, está empezando a podar, al menos, las palmeras.

«El problema es si tienes una palmera muy alta llena de porquería y que lleva cuatro años sin podarse, entonces es normal que llegue el viento y se la lleve», resalta Antonio Toval. De hecho, es lo que a su juicio le ha pasado a uno de los ejemplares, que hace unos días cayó sobre tres coches. «Es que estamos hablando de las señas de identidad del barrio», subrayó.

El presidente vecinal criticó en general la falta de mantenimiento de las zonas verdes, pues además de la ausencia de podas más regulares, enumeró problemas como césped en mal estado, falta de riego –pese a contar el barrio con un pozo– y verjas herrumbrosas que no se arreglan desde que se instalaron.

Ayuntamiento

La concejala de Parques y Jardines, Teresa Porras, declaró ayer a La Opinión que si las palmeras se han talado «ha sido porque tenían el picudo y eso lo podemos demostrar cada vez que se les ha hecho cirugía». La concejala destacó que «cuando tienen solución se les ha procurado, prueba de ello la tenemos en el Parque, en Ciudad Jardín o en la Alameda de Colón, donde se les está haciendo un tratamiento y están aguantando».

Con respecto a las quejas por los cuatro años sin podar, Teresa Porras declaró que Parques y Jardines está actuando «en los sitios más problemáticos» e informó de que en la actualidad están podando en Echeverría de Huelin, «luego seguiremos con La Luz y Vistafranca».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp