11 de marzo de 2011
11.03.2011
Feria de Turismo de Berlín

La compra de segunda residencia se reactiva y vuelve a niveles de 2008

Casi 1.000 inmuebles de nueva planta fueron adquiridos el último trimestre del año pasado por ciudadanos extranjeros

11.03.2011 | 06:00
Imagen de archivo de una promoción de viviendas en la Costa del Sol.

Aunque las ventas de segundas residencias en la provincia de Málaga aún están muy lejos de las cifras récord de los años del boom inmobiliario, el sector comienza a vislumbrar un panorama algo alentador. Según el balance de la Asociación de Constructores y Promotores de Málaga (ACP) del último trimestre del pasado año, las operaciones realizadas se sitúan ya al mismo nivel que en los tres primeros meses de 2008, según anunció en la feria de turismo de Berlín el presidente del colectivo provincial, José Prado.

Entre octubre y diciembre del ejercicio de 2010 se vendieron en la provincia de Málaga 6.475 viviendas, de las que sólo 1.985 eran de nueva construcción, ya que el resto corresponde a segunda mano. De esos nuevos inmuebles, 985 fueron adquiridos por extranjeros, un 30% de ellos alemanes. En ese sentido, Prado destacó que estas cifras hacen que el trimestre pueda ser calificado como bueno, frente al resto del año 2010, que no dejó resultados positivos.

Más compras
Dentro del mercado de compradores extranjeros, el alemán no es el primero, pero por ahora sí es el único que está experimentado un repunte en la provincia de Málaga. Prado resaltó las buenas condiciones económicas del país teutón, con una situación cercana al pleno empleo, lo que también puede impulsar las ventas. Lideran ese ranking los visitantes británicos, explicó Prado, quien resaltó que el aumento de la llegada de turistas a Málaga puede redundar en más compras de viviendas. «Si conseguimos que venga más gente y se siga fidelizando el destino se comprarán más viviendas», insistió.

Aunque para ello el sector cree que la Costa del Sol tiene que superar aún una prueba de fuego: devolver la seguridad jurídica a los compradores, que siguen teniendo en la memoria el recuerdo de los desmanes que casos como «Malaya» han causado. Y conseguir la confianza y la credibilidad del potencial comprador extranjero es de vital importancia, ya que ese segmento se lleva el 40% de la producción inmobiliaria de la provincia de Málaga.
Por cada 50.000 extranjeros que llegan a la Costa del Sol, uno puede comprar una vivienda. Según Prado, el perfil del comprador de un inmueble en el litoral malagueño responde a una persona de unos 55 años, que ha fidelizado la Costa, con al menos tres visitas anteriores como mínimo, jubilado o prejubilado y autónomo.

En cuanto a la zona preferida, Marbella sigue ocupando un lugar predominante para los compradores extranjeros.
Prado, que en esta feria se ha reunido con agentes inmobiliarios y con agentes de la propiedad alemanes, también se refirió al decreto de la Junta que permitirá legalizar viviendas en la Axarquía y volvió a recordar que muchos compradores lo hicieron de buena fe.

Stock de viviendas
También se refirió a la situación general del sector inmobiliario y al acuerdo que se firmó con la Junta de Andalucía para dar salida al stock de viviendas de la comunidad. Esta colaboración sólo ha permitido vender 943 viviendas en Málaga y ahora está en una situación de incertidumbre, ya que finalizó el 31 de diciembre. Prado reseñó que el sector está pendiente de mantener una reunión urgente, aún no convocada por la Junta, con la consejera de Obras Públicas, Josefina Cruz, para ver qué va a pasar con este acuerdo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook