25 de marzo de 2011
25.03.2011
La Opinión de Málaga
Critica "el afán especulativo" de Fomento

El convenio del Benítez es una "tomadura de pelo" para De la Torre

El Ayuntamiento de Málaga cifra en 76 millones de euros la compensación que reclama el ministerio

24.03.2011 | 17:31
El convenio del Benítez es una "tomadura de pelo" para De la Torre

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se ha mostrado este jueves indignado con el borrador del convenio enviado por el Ministerio de Fomento para la construcción de un parque en el Campamento Benítez. De hecho, lo ha tachado de "impresentable, inaceptable y tomadura de pelo", dejando claro que el Ayuntamiento no participará en este proyecto a no ser que el departamento dirigido por José Blanco "haga otro documento y se olvide del concepto de aprovechamientos".

De la Torre, que ha criticado que el Ministerio de Fomento exija ahora al Ayuntamiento una compensación urbanística por la cesión de las 28 hectáreas del antiguo acuartelamiento para convertirlo en un parque, ha advertido de que "el punto del aprovechamiento no es negociable", insistiendo en que "ningún malagueño puede estar detrás de esa idea y yo no puedo, por tanto, apoyarla".

Ha acusado a Fomento de "querer hacer negocio con la ciudad; se quiere entrar a saco en las bolsas de aprovechamiento, algo que no está previsto en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) porque ese suelo se establece como equipamiento ya conseguido". En su opinión, el planteamiento del Ministerio "no tiene fundamento ninguno".

Además, el alcalde ha reiterado que la inversión que se plantea "es bastante baja en comparación con la que los técnicos opinan que necesita un parque de las características que debe tener éste, metropolitano y con la posibilidad de ser un parque botánico". Frente a los 15 o 18 millones de euros que defiende el Ayuntamiento, la propuesta de Fomento pasa por destinar cinco millones, mientras que la Junta contribuiría con otros tres, dejando abierta la aportación municipal.

Como ha denunciado, "es un documento sin consensuar y con unos contenidos que son inaceptables", por lo que, según ha declarado, el Ayuntamiento sólo retomaría este asunto si "plantean otro convenio, que esté consensuado en la línea de lo que hemos defendido".

Preguntado por si ante esta situación las negociaciones con Fomento y la Junta de Andalucía están rotas definitivamente, ha aclarado que "no las rompo yo, las rompen ellos cuando presentan un documento de cuyos conceptos no se habían hablado".

En este punto, De la Torre ha afirmado que "la cuestión queda en que el Ministerio de Fomento verá, de acuerdo con la Junta o sin ella, qué hace con ese terreno", porque "nosotros no podemos ponernos a trabajar sobre ese documento, que es absolutamente impresentable".

Si el Campamento Benítez es del Estado, "éste verá qué hace con él, si hace el Museo del Transporte que dijo la anterior ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, u otra cosa, lo que Blanco considere oportuno, pero algo tendrá que hacer", haciendo hincapié en que "no puede tener ese suelo improductivo desde el punto de visto ciudadano y social".

Tal y como ha señalado a los periodistas, "es inevitable decir serena y educadamente, pero con mucha claridad, lo que pretende el Ministerio con este convenio: convertir un parque metropolitano en periurbano y sobre todo cobrarnos en torno a 76 millones de euros", criticando que "el Estado muestre, como la Junta en otros casos, el PSOE, en definitiva, un afán especulativo".

Por todo ello, De la Torre ha calificado de "tomadura de pelo" haber estado "todos estos meses pensando a ver cómo plantear un convenio y, finalmente, hacer un parque que no tiene una inversión ambiciosa y que el pagano es el Ayuntamiento, la ciudad, los malagueños". "No es de recibo y yo como alcalde tengo que rechazarlo absolutamente", ha apostillado.

En cuanto a la compensación con otras parcelas con una superficie de 269.563 metros cuadrados que plantea Fomento al ejecutar la zona verde y no poder hacer efectivos todos los derechos edificatorios, el alcalde del PP ha incidido en que "el aprovechamiento ya está conseguido, ese equipamiento está hoy en manos del Estado, no hace falta hacer más".

"Es rizar el rizo", cuando las 28 hectáreas "siguen siendo propiedad del Estado", y, más aún, "es insostenible e impresentable pretender hacer una concesión por 75 años y querer cobrar esos aprovechamientos".

El regidor ha demandado que se ponga un ejemplo en España donde se haya actuado de forma similar, que "con un terreno propiedad del Estado, para que le sea útil, pretenda que haya aprovechamientos". Así, ha lamentado que haya "dos varas de medir", poniendo como ejemplo el parque del Alamillo, en Sevilla, "un terreno comprado por el Estado y transmitido a la Junta, que es quien lo construyó y lo mantiene". "Planteamos lo mismo porque es legítimo", ha subrayado.

Críticas a la Junta. También ha criticado al Ejecutivo andaluz, que "ha pactado este tipo de acuerdo con el Estado", por lo que "tendrá que dar alguna explicación", especialmente cuando "la petición de aprovechamientos ya la hizo el Gobierno en la tramitación del PGOU y fue rechazada, habiendo aprobado la Junta el Plan en los términos en los que lo ha hecho y sin ninguna observación sobre este tema".

Durante su intervención, el primer edil se ha referido a la delegada provincial del Gobierno andaluz y candidata del PSOE a la Alcaldía de Málaga, María Gámez, y ha rechazado sus declaraciones acerca de que este convenio era una oportunidad: "un oportunidad de qué".

A su juicio, "la oportunidad la quiere tener Fomento, que quiere hacer negocio con la ciudad", a lo que ha agregado que "oportunidad podría ser que el Ministerio mantuviera los compromisos que había de la etapa de Magdalena Álvarez, pero esos están absolutamente parados y quedaron en nada, en humo, en agua de borrajas". "Lo que se plantea no tiene absolutamente ningún atractivo para la ciudad", ha manifestado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook