29 de mayo de 2011
29.05.2011
Metro Málaga

El metro en el Centro de Málaga se retrasa un año por restos arqueológicos

El trazado de la ciudad nazarí en la plaza Albert Camus retrasa los trabajos en la Alameda hasta 2012

29.05.2011 | 07:00
El trazado nazarí ha aparecido en la Plaza Albert Camus.

Las obras del metro tardarán un año más en llegar al Centro. Por lo menos hasta verano de 2012, que será cuando comience el desvío de las canalizaciones, un trabajo previo a la construcción del túnel que obligará a cortar el tráfico en el lateral norte de la Alameda Principal.

Este retraso en el comienzo de los trabajos, de un año, está justificado por la aparición de importantes restos arqueológicos que no estaban previstos en el tramo entre la Estación de Renfe y el río Guadalmedina. En concreto es junto a la glorieta de Albert Camus, donde se ha sacado a la luz un importante trozo de la antigua ciudad nazarí, con un dibujo en buen estado del trazado de las calles, las viviendas y la red de saneamiento y abastecimiento de agua.

El responsable del proyecto de la Junta para el metro en Málaga, Enrique Salvo Tierra, explicó que «merece la pena dedicar tiempo a recuperar la historia de la ciudad» debido a la importancia de los hallazgos, que están siendo estudiados en la actualidad.

El yacimiento muestra una amplia zona edificada de la época nazarí, que descubren el notable desarrollo urbano de la zona de El Perchel y enlaza con los restos ya estudiados en Callejones del Perchel. Como hecho peculiar, destaca la compleja red de saneamiento y abastecimiento de agua, que conecta cada una de las viviendas con canalizaciones separadas y en buen estado de conservación.

Este descubrimiento ha ralentizado los trabajos de construcción del túnel del metro en el enlace desde la avenida de la Aurora al trazado que irá bajo la avenida de Andalucía, que todavía no se ha iniciado. Salvo Tierra recordó que están a la espera del informe arqueológico para determinar el comienzo de los trabajos en la avenida de Andalucía.

Verano de 2012

Este retraso afecta directamente al comienzo de los trabajos de construcción del túnel en la Alameda, que iba a comenzar con los trabajos previos a lo largo de este verano. Finalmente lo hará dentro de un año, en el verano de 2012 con el desvío de las canalizaciones. Antes, se tendrá que haber terminado el túnel en el tramo de la avenida de Andalucía entre el cauce del Guadalmedina y donde se colocó la fuente de las Gitanillas. «El compromiso es no empezar a trabajar en el Centro hasta que no se reurbanice la avenida de Andalucía», recordó Enrique Salvo Tierra, quien mostró su confianza en que este retraso no afecte a la fecha de apertura de todos los tramos del metro hasta La Malagueta, que deben estar en servicio para finales de 2014.

De hecho, el responsable del proyecto del metro afirmó que no espera encontrar más restos arqueológicos que retrasen la obra en el tramo entre el Guadalmedina y La Malagueta. «Son terrenos de relleno y es difícil que se encuentre algo que no esté previsto», insistió Salvo Tierra.

Sobre el cumplimiento de los plazos, Enrique Salvo mostró su confianza en que puedan trabajar a la vez en varios tramos, lo que permitiría acelerar el final de la construcción del túnel y cumplir con el final del metro para finales de 2014.

La construcción de este último tramo del túnel del metro, a priori, no debe presentar más problemas técnicos que la variedad de métodos constructivos a utilizar para la construcción de los muros-pantalla, por la diferencias de terrenos existentes entre el cauce del Guadalmedina, la Alameda y el Parque, y las estribaciones del Gibralfaro, de una roca de una gran dureza que exigirá el uso de una fresadora para excavar las pantallas.

Como hito de ingeniería, este tramo exige desmontar parte del puente de Tetuán, en concreto todo el lateral norte, lo que obligará a concentrar el tráfico por los viales situados en la parte sur.

Esta intervención es necesaria para que las pantalladoras puedan trabajar en el cauce del Guadalmedina para construir los muros pantallas que delimitarán el túnel del metro. No obstante, también provocará un cuello de botella para el tráfico, de ahí la exigencia de que la avenida de Andalucía haya vuelto a su uso habitual antes de cruzar el río con la construcción del suburbano.

Abrir parte de Callejones

El retraso en el tramo entre la Estación de Renfe y el Guadalmedina se va a localizar a sólo una parte de los 800 metros de tajo de obra, ya que la Oficina del Metro ha continuado los trabajos en la primera parte del tramo, en concreto entre la estación y la calle Malpica.

Enrique Salvo Tierra subrayó que se abrirá «como muy tarde el 15 de septiembre» la parte de Callejones del Perchel que llega a la calle Malpica, habilitando además más de un centenar de aparcamientos en superficie para los vecinos y clientes de los comercios de la zona, como el mercado del Carmen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook