18 de junio de 2011
18.06.2011
Elecciones municipales

La abstención de los extranjeros en las municipales llegó al 95%

El Observatorio de Gerontomigraciones relaciona la tasa con el idioma y los trámites burocráticos

18.06.2011 | 07:00
Detalle de la presentación del primer boletín del Observatorio de Gerontomigraciones.

El Observatorio Europeo de Gerontomigraciones, dirigido por la profesora de la Universidad de Málaga Mayte Echezarreta, puso ayer de relieve la escasa participación de los residentes extranjeros en las elecciones municipales del pasado 22 de mayo, que en puntos como Torrox se saldaron con una tasa de abstención en el colectivo cercana al 95 por ciento.

El organismo, que dedica al asunto su boletín de junio, señala que la inhibición política de este tipo de población contrasta con el activismo exhibido en cuestiones sociales y de incidencia directa como los problemas de legalización de sus viviendas. Un desajuste que el profesor Ángel Rodríguez relaciona con múltiples variables, algunas de las cuales apunta expresamente a la desidia de las administraciones españolas. Es el caso de los trámites, que dificultan el acceso al voto. En este sentido, recordó que a los ciudadanos comunitarios no les basta estar empadronados para poder participar en las elecciones, sino que además tienen que inscribirse en el censo electoral, lo que únicamente hacen uno de cada cinco. «Se deberían poner todas las facilidades; eso supone mayor calidad democrática», resaltó.

Otros de los motivos aducidos por la población foránea a la hora de justificar su escasa participación es el idioma, circunstancia que se explica fácilmente si se tiene en cuenta que en ninguno de los municipios con mayor número de empadronados extranjeros se traduce la propaganda electoral o se guía a la comunidad en la superación de los trámites administrativos. Según una encuesta amplificada por el informe, el 19 por ciento no sabe cómo hacerlo y el 15 por ciento reconoce no haber recibido información al respecto. Unos supuestos a los que se suma el caso de los extranjeros que alternan la residencia española con la de sus países de origen, que temen perder el sufragio. «Si un ciudadano pasa un semestre en cada zona lo lógica es que pudiera votar en ambas», razonó Rodríguez.

La desafección de los extranjeros, cuya abstención supera ampliamente a la de sus vecinos españoles, también se traslada a la participación política como candidatos, que sigue siendo muy residual, incluso en aéreas turísticas. En las últimas elecciones, las listas presentadas en la provincia únicamente contabilizaban 171 extranjeros. El investigador Rafael Durán, coautor del boletín, emparenta la cifra con la tendencia de la población foránea a sentirse más y mejor representada por sus parlamentarios europeos, cuya eficacia se ha puesto de manifiesto en asuntos como los problemas de legalidad de las viviendas de la Axarquía.

Las razones, por su parte, que llevan a los residentes extranjeros a enrolarse en las candidaturas políticas son variadas y recogen, incluso, una suerte de reacción frente a la ineficacia de los autóctonos. Muchos de los que concurrieron a las pasadas elecciones lo hicieron en representación de grupos de interés como Save Our Home, que se agrupó en las candidaturas del Parido Andalucista de la comarca de la Axarquía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp