21 de julio de 2011
21.07.2011
Caladeros

Los caladeros afectados por la marea roja continúan cerrados

De hecho, los resultados de los análisis han vuelto a confirmar la presencia de la toxina PSP en coquinas, conchas finas y chirlas

20.07.2011 | 15:51

Los nueve caladeros de moluscos bivalvos de la provincia de Málaga afectados por la marea roja continúan cerrados provisionalmente por la Junta de Andalucía, al no haber presentado novedades. De hecho, los resultados de los análisis han vuelto a confirmar la presencia de la toxina PSP en coquinas, conchas finas y chirlas, según ha indicado la delegada provincial de Agricultura y Pesca, Mónica Bermúdez.

De los nueve caladeros del litoral pesquero de la provincia --Fuengirola, Torremolinos, Rincón de la Victoria y Nerja-Torrox--, los análisis comenzaron a dar positivo el pasado día 1 en los de la zona oriental.

Posteriormente, a Rincón de la Victoria se fueron sumando los de Fuengirola y la zona entre Sabinillas y Marbella, para terminar cubriéndolo en su totalidad.

En cuanto a la apertura, Bermúdez ha explicado a Europa Press que dependerá de lo que "vayan determinando las analíticas". Para ello es necesario obtener al menos dos resultados negativos, con un periodo mínimo de 48 horas en la toma de ambas muestras. El procedimiento de control de estas analíticas está siendo a nivel europeo.

Una vez que se cerraron los caladeros el 11 de julio, se puso en marcha una orden de la misma Consejería que determinaba la necesidad de contabilizar 21 días de paro para poder acceder a las ayudas a la paralización temporal de la actividad pesquera por causas imprevisibles por parte de los cerca de 90 barcos que se dedican al marisqueo en Málaga.

Según ha precisado la delegada provincial de Agricultura y Pesca, con esto se garantiza una cantidad mínima de 100 euros por día hábil para las empresas armadoras durante el periodo de inactividad, mientras que para los tripulantes, el importe máximo es de unos 40 euros diarios.

No obstante, aún no se conoce cuál será el total de afectados por el cierre, ya que Capitanía Marítima concede a los marisqueros la posibilidad de emplear los roles, para que, en algunos casos, puedan dedicarse a otro tipo de arte. "Si pudieran pasar a otra actividad no presentarían el rol, porque seguirían faenando y, por tanto, no se verían afectados", ha apuntado Bermúdez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp