22 de julio de 2011
22.07.2011
Según el Ayuntamiento, unos 76 millones de euros

Fomento recula con las compensaciones por el Benítez

De la Torre valora la nueva disposición, aunque se queja de su tardanza y percibe una intención electoralista

21.07.2011 | 07:00
Detalle de los terrenos del Campamento Benítez, actualmente en desuso.

Después de meses de litigio entre el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento, la transformación en parque del Campamento Benítez parece que se sitúa cerca de un principio de acuerdo. El departamento que lidera José Blanco puso fin ayer a la principal discrepancia entre las dos administraciones al aceptar prescindir de las compensaciones que exigía al Consistorio por la cesión de los terrenos y la pérdida de su eventual aprovechamiento urbanístico. Una indemnización que, según los cálculos municipales, se elevaba a 76 millones de euros, cantidad percibida a todas luces como injusta por el alcalde, Francisco de la Torre, al que la semana pasada dio la razón la Junta de Andalucía.

Precisamente, la delegada provincial del Gobierno andaluz, Remedios Martel, se comprometió en su entrevista con De la Torre a mediar para superar la diferencia, cuantiosa diferencia, que mantenía paralizado el proyecto. Fue ella misma la que comunicó ayer el visto bueno a la petición por parte de Fomento, que, en su opinión, renuncia «generosamente» a las contrapartidas económicas, lo que consideró más que ponderable en época de crisis.

Martel no dudó en calificar la retirada de las exigencias ministeriales como una «buena noticia» y reiteró que se trataba de una cláusula que a ella también le resultaba injusta. «Exigir compensaciones elevadas por derechos edificatorios supondría más una transacción comercial que la puesta a disposición de unos terrenos para que la ciudad disfrute de un gran parque», puntualizó.

La delegada incidió en que con las nuevas condiciones «quien sale ganando es Málaga» y precisó que su departamento no siente ningún tipo de rubor en sumarse a las reivindicaciones del alcalde, que respaldará, enfatizó, siempre y cuando éstas «sean justas». Martel habló, incluso, de «flexibilidad» y de «un nuevo clima» en las relaciones con el Ayuntamiento, que ayer recibió una carta de Fomento con los cambios efectuados a su propuesta.

La inclusión de las compensaciones económicas, que fue remitida al Consistorio el pasado noviembre, obtuvo un rechazo sin paliativos por parte del alcalde, que tildó la iniciativa de Fomento de «tomadura de pelo», toda vez que la cláusula se añadía a una serie de exigencias en las que se demandaba la renuncia definitiva del municipio a la propiedad de la parcela. Según la lectura del Ayuntamiento, Fomento pretendía aportar cinco millones de euros al proyecto a cambio de embolsarse 76 por su renuncia a usufructuar los derechos de edificación de los terrenos. De la Torre dejó claro entonces que no firmaría ningún acuerdo hasta la retirada de esta última exigencia, cosa que felizmente acaba de producirse, lo que también motivó ayer la reacción del alcalde, quien, no obstante, reprochó al Ministerio su retraso en resolver una petición «absurda».

Lejos de mostrarse entusiasmado con el paso atrás de Fomento, De la Torre se limitó a valorar el cambio de actitud y optar por la prudencia, ya que, en su opinión, todavía queda esperar a que se redefinan las condiciones del proyecto. Además, atribuyó la retirada de la compensación a una intención electoralista por parte del Gobierno. «El PSOE no podía llegar a unas elecciones con un tema tan burdamente frenado y planteado», indicó.

El regidor dudó asimismo del protagonismo de Martel en las negociaciones que han llevado a recular al Ministerio, que, según consta en la fecha de la carta recibida desde Madrid, puntualizó, fueron aclaradas antes de la reunión entre la Junta y el Ayuntamiento. «Las gestiones que se quiere apuntar son a toro pasado. Hay una especie de orquestación de cara al público», indicó.

Diferencias

De la Torre también insistió en algunos de los puntos que todavía separan a ambas administraciones, caso de la aportación económica de la Administración autonómica y Fomento, que, en principio, fue fijada en alrededor de ocho millones de euros. Una cantidad que el munícipe ve exigua, especialmente en comparación con otros parques como el del Alamillo, en Sevilla. Para el Ayuntamiento, la inversión mínima que requiere el proyecto debe situarse entre 15 y 20 millones. En este sentido, explicó que si sale adelante la ciudad deportiva planteada por el jeque propietario del Málaga CF, Abdullah Al-Thani, que, incluiría la financiación del parque previsto, «la Junta podría utilizar ese dinero para la zona verde del Benítez», subrayó.

Respecto a la carta remitida por Fomento, De la Torre manifestó su preocupación por un aspecto que considera que puede entorpecer los plazos, todavía en el aire, del proyecto. Se trata de la convocatoria de un concurso por parte del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas, lo que, a su juicio, podría retrasar la iniciativa sine die. «El Ayuntamiento estaría dispuesto a hacer el proyecto de forma consensuada», resaltó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp