01 de agosto de 2011
01.08.2011
Plan General de Ordenación Urbana

Campanillas frena en seco por el nuevo PGOU

El Ayuntamiento rechaza la construcción de 1.000 viviendas en Villa Federica por «no cumplir con las determinaciones» del Plan General de Ordenación Urbana

01.08.2011 | 07:00
Vista aérea de los suelos descritos y su entorno.

El Ayuntamiento de Málaga, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha frenado el desarrollo urbanístico de un amplio sector de Campanillas, donde se preveía la construcción de algo más de 1.000 viviendas, por «no cumplir con las determinaciones» previstas en el nuevo PGOU, según el acuerdo de la Junta de Gobierno Local, que decidió rechazar el proyecto de plan parcial de la zona, que corresponde en parte a la finca Villa Federica, presentado por sus promotores, a la cabeza de los cuales se encuentra el empresario y promotor Federico Beltrán.

El plan parcial del expediente denegando se encontraba concluso y listo para su aprobación desde mediados del mes de enero de este año, pero se ha retrasado hasta ahora.

El Ayuntamiento rechaza el plan parcial que plantea el desarrollo de esta zona al entender que no se atiene a las últimas modificaciones realizadas al PGOU. En concreto, el plan parcial presentado se adapta a las determinaciones de la primera aprobación provisional del PGOU, que tuvo lugar en agosto de 2008, pero no tiene en cuenta que aquellas han sido modificadas «de forma sustancial» en la última aprobación provisional de julio de 2010, al aumentar la superficie, los parámetros de edificabilidad y el aprovechamiento medio.

Zona estratégica

Se trata de una de las zonas que el PGOU dibuja para el desarrollo urbanístico y residencial de Campanillas. El sector tiene una superficie de 201.300 metros cuadrados y prevé la construcción de 1.002 viviendas, de ellas 689 libres y 313 de protección oficial. Incluye también un 12% para espacios libres, un 6% para uso educativo y un 3% para deportivo.

La zona tiene importancia estratégica ya que se encuentra haciendo de cuña entre el núcleo tradicional de Campanillas y el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA). Por ello, debe tener un papel relevante en la integración tanto del distrito como del PTA.

Una vez desarrollada, la zona servirá de un lado para ofrecer una demanda de vivienda cercana a las miles de personas que trabajan en el parque tecnológico, y de otro servirá para dotar de zonas verdes y equipamientos modernos a Campanillas, que apenas disfruta ahora de este tipo de dotaciones.

La zona en cuestión es uno de los suelos que el Ayuntamiento ha conseguido salvar de la negativa inicial de la Junta, que rechazaba su urbanización por su cercanía al río Campanillas, lo que supone cierto riesgo al tratarse de zona inundable. Los suelos corresponden en su mayor parte a la finca Villa Federica, propiedad de Federico Beltrán.


Una zona amnistiada por la Junta

El Ayuntamiento consiguió convencer a la Junta para que permita el desarrollo residencial en los suelos más alejados del río. La Junta aceptó amnistiar estos suelos siempre que se lleven a cabo actuaciones de infraestructura para evitar riesgos de inundación y con la obligación de trasladar la construcción de viviendas a las áreas más alejadas de la orilla del río.

El Ayuntamiento batalló por obtener autorización para construir en estos suelos, ya que consideró que de lo contrario no habría aprovechamiento urbanístico suficiente para compensar las cargas que va a producir Arraijanal.

Por ello, estos suelos deberán contar con el estudio y autorización previos de la Agencia Andaluza del Agua, que exigirá las medidas correctoras necesarias para que se elimine el riesgo de inundaciones por la cercanía del río.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook