06 de agosto de 2011
06.08.2011

La Junta, dispuesta a que el Auditorio de música se abra a la financiación privada

El consejero de Cultura indicó ayer que hay que abrir la puerta «sin ninguna duda» al dinero privado

06.08.2011 | 07:00
Maqueta del futuro Auditorio en el estudio de Agustín Benedicto

El consejero de Cultura, Paulino Plata planteó ayer que, al igual que se está aplicando a la ejecución de otras infraestructuras, la ejecución del futuro Auditorio de música se abra también a la financiación privada.

Plata recordó ayer que el proyecto del Auditorio supone 100 millones de euros de inversión, por lo que «hace falta ver de qué forma se puede atender esa financiación», insistiendo en dejar abierta la puerta, «sin ninguna duda», a la iniciativa privada, en una fórmula semejante a la que se quiere aplicar al último tramo de las obras del metro.

El consejero remarcó que el proyecto del Auditorio del puerto de Málaga, que acaban de finalizar los arquitectos Federico Soriano y Agustín Benedicto, hay que «planificarlo muy detenidamente con el Ayuntamiento», ya que, por la «importancia y envergadura» de la operación, se requiere «la máxima cooperación entre las administraciones». «Cualquier disputa, rivalidad o juego de agravios puede perjudicar notablemente su realización». Plata no hizo mención, en cambio, de los ministerios de Cultura y Fomento que junto con el Ayuntamiento y la Junta integran el consorcio para la construcción del Auditorio.

Ejemplos recientes

Esta fórmula de la incorporación del dinero privado a la ejecución de grandes infraestructuras públicas la puso en marcha el Gobierno central a partir de 2005 y está sirviendo para la ejecución de importantes proyectos públicos como el AVE a Galicia.

En Andalucía, el primer contrato con la fórmula de colaboración público-privada se ha firmado recientemente para la construcción, conservación y explotación de la autovía A-308 Iznalloz-Darro que costará 180 millones de euros. En virtud de la nueva fórmula de colaboración, la sociedad concesionaria anticipa la inversión en la construcción de la infraestructura y la Junta no empieza a pagar hasta la puesta en funcionamiento de la autovía. En ese momento, la consejería empezará a efectuar el pago por disponibilidad anual durante el periodo de la concesión que es de 30 años.

Por su parte, la Consejería de Cultura también se plantea desde hace meses que hace meses que el Espacio Escénico del Teatro de la Ópera de Granada sea un proyecto público-privado, según dejó expuesto el propio consejero Paulino Plata, que empleó los mismos argumentos que ayer en Málaga para apostar por la entrada de capital privado a la hora de abordar la construcción del Auditorio de la música.

Tres administraciones comprometidas

En lo que respecta al Auditorio de la música, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha rechazado siempre la posibilidad de financiación público-privada para este proyecto. De hecho, en la reunión que el regidor mantuvo el pasado 29 de julio con la delegada del Gobierno andaluz, Remedios Martel, presentó un programa de financiación de las obras, comprometiéndose la representante autonómica a abordar este asunto en una reunión con el propio Plata. En estos momentos el proyecto de construcción del Auditorio está promovido por un consorcio público del que forman parte el Gobierno, a través de los ministerios de Fomento y de Cultura, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga, que deben comprometerse en la financiación del recinto musical, que tiene un presupuesto inicial de unos 100 millones de euros.

Martel: «No hay discusión» sobre el metro


La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Remedios Martel, aseguró ayer que no existe «ninguna discusión» sobre la fórmula de gestión del metro, después de que el Ayuntamiento mostrase dudas acerca de que un sistema de colaboración público-privada para ejecutar el último tramo del metro, tal y como ha anunciado la Junta de Andalucía, sea la solución adecuada. Además, señaló que serán los técnicos quienes determinen «cuál es el procedimiento para llevar adelante las obras».

«No pierdo la ilusión por el metro de Málaga», resaltó Martel que añadió que «el metro ya está aquí, en la ciudad, para quedarse».
Martel añadió que gran parte del impulso «decisivo» a la obra del suburbano se debe, «sin duda alguna, a que exista un buen clima de colaboración, que tenemos que mantener la Junta y el Ayuntamiento», por lo que insistió en que la colaboración entre las instituciones «beneficia a los ciudadanos y en esa línea vamos a seguir trabajando».

Recordó que la inversión en la línea 1 y 2 del metro alcanza ya los 500 millones de euros, lo que supone, aproximadamente, un 70 por ciento de la inversión prevista. Asimismo, en estos citados tramos la infraestructura está ejecutada ya en un 80 por ciento.
Añadió que son dos años de obras por las que «prácticamente nadie ha sentido molestias» pues «están siendo conciliadas con la vida ciudadana de la mejor manera posible».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook