09 de agosto de 2011
09.08.2011
A principios del año próximo

El IMV prepara otro gran barrio de VPO

Las nueve promociones proyectadas, con 1.000 viviendas, se levantarán junto a la Universidad

09.08.2011 | 07:00
La parcela donde se construirán las VPO se encuentra entre el campus de Teatino y el CTM, donde ya se ha adelantado la urbanización del suelo.

El Ayuntamiento de Málaga está ultimando los trámites para levantar un nuevo barrio de VPO, siguiendo el modelo de Soliva. En este caso, las viviendas se situarán junto a la ampliación de la Universidad de Málaga y supondrá levantar algo más de mil VPO a partir del comienzo del año próximo.

Este barrio ampliará la ciudad hacia el oeste con nueve promociones situadas justo al final de la ampliación del campus universitario de Teatinos, junto al CTM. Entre ellas, destaca una promoción diseñada por el estudio de arquitectura holandés Mecanoo, uno de los más prestigiosos del mundo y que aspira a convertirse en un emblema de la ciudad. Precisamente esta promoción es la que va un poco más retrasada, ya que estaba pendiente de completar la documentación necesaria.

El delegado de Vivienda y Urbanismo, Diego Maldonado, explicó que las primeras obras saldrán a concurso a finales de septiembre o principios de octubre. El objetivo es conseguir que durante el último trimestre del año se cierre el proceso de adjudicación para construir las nueve promociones previstas. Así, Maldonado adelanta que a principios de 2012 se podrá poner la primera piedra de este proyecto municipal de VPO.
El calendario de actuación del Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) contempla que todos los edificios puedan construirse casi de forma simultánea, con un plazo de ejecución que rondará los 18 meses. Esto supondrá que a partir de la segunda mitad de 2013 puedan empezar a ocuparse las nuevas viviendas.

La inversión prevista para levantar este nuevo barrio de la ciudad rondará los 99,5 millones de euros. A ellos hay que sumar otros 7 millones de euros que ha invertido el IMV, en colaboración con la Junta de Andalucía y el Ministerio de Fomento, para la urbanización de los 101.000 metros cuadrados de la parcela, y que han permitido la instalación de la infraestructura y servicios. No obstante, estas obras no se darán por terminadas hasta que no se complete la construcción de los edificios, ya que la última fase de la urbanización irá paralela a las promociones.

El IMV ya tiene adjudicado los nueve contratos de asistencia técnica a los distintos proyectos de construcción de viviendas para realizar el control de calidad de los proyectos de definitivo y los estudios de seguridad. De esta forma, se conseguirá iniciar la obra en cuanto se adjudique su ejecución.


Cambia el sorteo de las viviendas

El IMV implantará un nuevo sistema de sorteo para las 1.006 VPO que construirá junto a la ampliación de la Universidad. Ya ha descartado el macrosorteo que utilizó en el caso de Soliva y que se terminó convirtiendo en un quebradero de cabeza organizativo y para los agraciados.

De hecho, el largo plazo entre la adjudicación de una VPO y la concreción del contrato ha jugado en contra de muchos de los beneficiarios, que vieron cómo las entidades financieras les denegaban la concesión de las hipotecas. Para estas promociones, el IMV realizará sorteos parciales. Los aspirantes a una VPO tendrán que elegir primero el edificio donde querrían una vivienda.

Así, se celebraría nueve sorteos parciales, uno específico para cada promoción. Otro cambio es que el sorteo coincidirá con la primera piedra de la promoción, reduciendo el tiempo de espera a los 18 meses de ejecución de la obra y facilitando así que se reduzca la posibilidad de cambios en la situación sociolaboral de los beneficiarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook