16 de octubre de 2011
16.10.2011
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
102.136
Fallecidos:
9.053
Recuperados:
22.647
Mundo:
Casos:
859.965
Fallecidos:
42.344
Recuperados:
178.364
Actualizado: 01-04-20 11:37h
Tras un accidente de coche

Un joven que salió de un coma publica el libro con su historia

Se trata el antiguo canterano del Unicaja Óscar Lisbona. El libro, escrito por Paco Rengel, narra su experiencia

16.10.2011 | 16:27
Óscar Lisbona un canterano del Unicaja de baloncesto al que le cambió la vida cuando sufrió un accidente de tráfico el 29 de junio de 2003 que le dejó 33 días en coma y un año en silla de ruedas, ahora ya recuperado es monitor de personas adultas.

El antiguo canterano de Unicaja de baloncesto Óscar Lisbona ha conseguido que una editorial publique el libro donde narra su superación personal tras salir de un coma de 33 días y, posteriormente, estar durante un año en silla de ruedas, a causa de un accidente de tráfico que sufrió en 2003.

Su libro "Coma... Punto y seguido", que escribió el periodista Paco Rengel, y que tenía como objetivo lanzar un mensaje positivo a todas aquellas personas que se encuentren faltos de optimismo y motivaciones, tendrá una tirada inicial de 1.200 ejemplares, según ha detallado el propio Óscar a Efe.

Después de ser conocida su historia a través de los medios de comunicación, varias editoriales, ubicadas en Málaga, Sevilla y Barcelona, contactaron con Óscar para negociar la posible publicación, que finalmente ha sido acordada con Abec editores (Sevilla), que se encargará de distribuirlo por toda Andalucía.

La presentación del libro tendrá lugar el próximo día 20 en Málaga y posteriormente se hará también en Sevilla, según ha comentado Óscar, que ha explicado sentirse "muy contento" con todo lo sucedido.

Aun así, el excanterano ha asegurado que seguirá luchando para que su libro llegue a más lugares de España, además de Andalucía, y al mayor número de personas posibles.

No sólo movido por el interés de que su vida vuelva a ser como antes del accidente, Óscar, además de contar su historia en un libro de aproximadamente cien páginas, ofrece charlas en autoescuelas y colegios donde narra lo que le sucedió para intentar sensibilizar a toda aquel que le escuche.

Sus charlas educativas tienen como objetivo concienciar acerca de la conducción, sobre todo a los niños, para evitar que se pierdan lo que él no "pudo disfrutar", según comentó a Efe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook