23 de enero de 2012
23.01.2012
Política

IU reorganiza la oficina parlamentaria de Málaga

José Antonio Castro se ha mostrado "sorprendido" por las acusaciones de Oña sobre "ocultación de datos contables"

23.01.2012 | 20:48

Izquierda Unida ha reorganizado la oficina parlamentaria de Málaga para darle un carácter "más participativo y de difusión" y tras la elección de Alberto Garzón como diputado por la provincia, quien, por su parte, ha dado a conocer este lunes las primeras iniciativas en la Cámara Baja, todas ellas realizadas a petición de colectivos ciudadanos o profesionales.

     En primer lugar, el coordinador provincial y diputado andaluz, José Antonio Castro, ha explicado, en rueda de prensa, que a través de la página web provincial se difundirá toda la actividad de los diputados a nivel andaluz y nacional, como ya se está haciendo con otras instituciones, como la Diputación.

     Con ello, se ofrece un "fácil" acceso a las iniciativas, preguntas, proposiciones; al tiempo que habrá un balance permanente, es decir, "una rendición de cuentas de los cargos públicos como elemento de transparencia que permite a la ciudadanía en general a y nuestros electores en particular valorar el trabajo y saber de él".

     A esto se una otra vía de participación, ya que también se pondrá en marcha a través de esta web el espacio denominado 'Pregunte al Gobierno', cuestiones que Izquierda Unida canalizará al Congreso o al Parlamento andaluz.

     En cuanto a las iniciativas, Garzón ha informado de que se trata de cuatro proposiciones no de ley y una pregunta sobre la paralización del anillo ferroviario, el soterramiento del AVE a su paso por Antequera (Málaga), el soterramiento de las vías del tren del puerto de Málaga y la iluminación de la A-7 entre los municipios malagueños de Fuengirola y Manilva.

     En este último caso, el diputado de IU en el Congreso ha recordado que "los alcaldes del PP en la Costa del Sol decidieron no seguir pagando la iluminación de la A-7 y sumieron en la oscuridad más absoluta a vecinos y turistas que temen que una medida electoralista cause numerosos accidentes, no sólo a los usuarios, sino a los transeúntes que la utilizan".

     Ha añadido que estos munícipes promovieron tal iniciativa "de manera electoralista, y ahora están callados porque se ha producido el cambio de Gobierno, y la primera de ella la alcaldesa y candidata del PP, esperanza Oña". Según Garzón, para los vecinos, la decisión de estos alcaldes fue "una acción de desprestigio".

     En este sentido, los colectivos que se han dirigido a IU argumentan que "la A-7 tiene más de travesía urbana que de autopista, cuenta con numerosas entradas y salidas de notoria peligrosidad, el límite de velocidad de 80 kilómetros por hora es inferior al de las autovías, muchos turistas que no conocen el trazado circulan confusos por ella y los profesionales del transporte y automovilistas en general están indignados". A esto se suma "un problema económico, que ofrece una imagen de la Costa con infraestructuras deficientes".

    CONDUCTA DE OÑA

     Por otro lado, el parlamentario de IU ha "afeado" la conducta de la portavoz del PP en esta administración y candidata por la provincia, Esperanza Oña, por poner a Andalucía en posición de riesgo ante los mercados por cuestiones electoralistas.

     Castro se ha mostrado "sorprendido" por las acusaciones de Oña sobre "ocultación de datos contables", y ha insistido en que "todo ello forma parte de una campaña electoralista impulsada por el Partido Popular para hacer creer a la ciudadanía que la Comunidad andaluza está en quiebra".

     En esa línea, ha criticado también que "a esa campaña se una la vicepresidenta del Gobierno --Soraya Sáenz de Santamaría--, entrando en un discurso electoralista y usando la atalaya del Consejo de Ministros". "Es increíble que un alto cargo de España use argumentos de tan poco fundamento para acompañar una estrategia electoral de --el presidente del PP-A y candidato al Gobierno de la Junta-- Javier Arenas y Oña".

     Por último, el parlamentario andaluz ha advertido a Esperanza Oña de que "sus declaraciones y faltas de rigor pueden contribuir a dañar la imagen económica de Andalucía ante los mercados y la puede situar en una posición de riesgo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook