18 de febrero de 2012
18.02.2012
Trinidad

La Junta mantiene la intención de derribar los pabellones militares

El delegado de Cultura informó ayer a la plataforma en Defensa del Convento de la Trinidad

18.02.2012 | 06:00
Un momento de la reunión de ayer.

El delegado de Cultura de la Junta de Andalucía, Manuel García, se reunió ayer en la sede del distrito de Bailén Miraflores con integrantes de la Plataforma en Defensa del Convento de la Trinidad, formada por más de 220 colectivos de la ciudad en una cita en la que no faltaron momentos de tensión.

Manuel García, acompañado de técnicos, explicó que la administración autonómica tiene la intención de seguir adelante con la demolición de los tres pabellones militares que se conservan de su pasado como cuartel.

La reunión sirvió para escenificar las posturas opuestas de ambas partes, pues la plataforma aboga por la supervivencia de los tres pabellones, mientras que la administración autonómica subrayó ayer la intención de echarlos abajo, respaldada por informes técnicos que resaltan la falta de calidad artística y arquitectónica de los edificios militares. Precisamente el pasado 10 de febrero, Manuel García anunció la paralización de las demoliciones para hablar con los colectivos ciudadanos y esperar a que se solvente la denuncia judicial presentada por la plataforma contra estas demoliciones.

Salvador Jiménez, presidente de la asociación cultural Zegrí y portavoz de la plataforma, mostró anoche a La Opinión su decepción por el anuncio del delegado de realizar los derribos. «La reunión ha terminado mal, parece que contamos poco para la Junta porque van a cumplir el plan de la obra», explicó.

Para el portavoz de los 220 colectivos, se trata de una cuestión «que tendrá que decidir el juez». La denuncia fue presentada el pasado 3 de febrero por un posible delito contra el patrimonio histórico-artístico al considerar que hay que entender el antiguo convento «como un todo, en una misma parcela».

El delegado de Cultura, Manuel García, declaró ayer a este diario que la intención de la reunión fue explicar que la demolición de los pabellones «no es una decisión arbitraria ni tiene una base política sino que está fundamentada en informes técnicos muy serios».

El responsable de Cultura informó de que trasladaría el resultado de la reunión al consejero de Cultura, Paulino Plata, el próximo lunes y señaló que ya hay una empresa «licitada y adjudicada» para seguir adelante con el plan de obra. En este sentido, explicó que es probable que no se pueda empezar por la consolidación del convento y haya que demoler primero, «porque si limpias artesonados no puedes luego someter aquello a una demolición».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook