20 de febrero de 2012
20.02.2012
Sociedad

Esto no es una vida de perros

La crisis ha afectado a los negocios de animales, pero los propietarios dicen que siempre hay dinero para un capricho

20.02.2012 | 06:00
La academia de peluquería Algalia, en Málaga capital, es especialista en técnicas de exposición.

Chapas para el collar personalizadas, ropa exclusiva, zapatos, anoraks, complementos a la altura de las mejores firmas, adornos de diseño para el pelo, juguetes, carritos, bolsas de transporte, champús especiales, serum, mascarillas, tintes y un larguísimo y sofisticado etcétera. Aunque es cierto que la crisis económica hace estragos y que los dueños de mascotas miden más el gasto, sin embargo aunque los regalos sean menos frecuentes los propietarios no renuncian a obsequiar a su animal de compañía con varios regalos durante el año.

El abanico es amplísimo y sorprendente por su variedad y glamour. La especialización y la variedad se ha consolidado en los últimos años e incluso existen numerosas marcas específicas, sobre todo para los canes, explica Elisabeth Delgado, del centro especializado Algalia, de Málaga capital, que cuentan con academia de peluquería, clínica veterinaria y boutique.

El indiscutible protagonista de entre todos los animales es: el perro. En la provincia de Málaga proliferan este tipo de negocios y, según indican sus propietarios, con crisis y todo funcionan. Peluquerías, residencias y tiendas especializadas. Una oferta que completan la amplia variedad de páginas web con envíos a domicilios si es que acaso el cliente no encontrara aquello que busca.

Cremaciones y hotel para perros. Don Animal, por ejemplo, es un complejo ubicado en Rincón de la Victoria que cuenta con residencia, criadero, adiestramiento canino y crematorio de animales que ofrece además un novedoso servicio gratuito.

El propietario, José Antonio Villodres, comenta que la residencia es muy utilizada por personas que tienen que viajar tanto por trabajo como por ocio y resalta los «competitivos» precios que ofertan, nueve euros al día. «Por este precio les damos alojamiento, recreo (paseos) y la alimentación y, además pueden contratar otros servicios como peluquería si quiere que le preparemos al perro en su ausencia», dice.

Es como un hotel para estos animales, con habitaciones individuales de 16 metros cuadrados o de 25, música ambiental especializada por habitación, camas de material aislante del frío y del calor, instalación de agua, luz, comederos, recintos totalmente techados y tabiquería de bloques, con patio exterior sombreado en verano y soleado en invierno.

Pero de entre los amplios servicios que ofrece Don Animal destaca el crematorio, en marcha desde hace ya diez años, «por el que fuimos pioneros». «Detectamos que muchas personas no tienen terreno en casa para enterrar a su animal y se niegan a arrojarlo a un vertedero. Así empezamos con las cremaciones», relata. Ahora van a ofertar un producto gratuito incluido en las cremaciones que es la posibilidad de que el cliente incluya la foto de su mascota fallecida en un cementerio virtual en el dominio de Don animal. «La idea es entregar al cliente junto con sus cenizas unas claves para que entre en este espacio y pueda colgar la foto de su animal, su nombre y la frase de recuerdo que quiera y, que pueda ir cambiando la foto o lo que desee», explica Villodres.

Piensos, comederos, cestas para dormir, ropa, collares. La Boutique del Perro, en Málaga capital también ofrece múltiples productos, explica José Luis Cancelada, empleado del establecimiento. «Con la crisis los clientes se centran más en las necesidades básicas, pero sí que le dan caprichos a sus animales, sobre todo en la alimentación», dice.

Cuidado y belleza. Claro que los hay más o menos coquetos en función también de las características de sus dueños. Peluguau es una peluquería ubicada en Churriana cuya última novedad son los tintes de pelo para perros, explica su propietaria Mira Padrón.

«Ahora estamos empezando a dar tintes, un poco de fantasía. Sobre todo se tiñen las orejas y el rabo o algo para destacar. Mi perra tiene las orejas y el rabo teñidos de rosa», explica Mira.

En cortes de pelo, la demanda se centra en cortes comerciales. «Se deja algo en la cabecita o en la cola, el corte caniche, pero poco más. El público no pide muchos cortes fantasía», dice. Peluguau abarca todo el servicio que tenga que ver con la higiene «corte, baño, uñitas». Y el mundo de los champús, las mascarillas y el serum también es amplio y complejo. «Depende del tipo de piel. Si tiene la piel irritada utilizo un champú de aloe vera, si la tiene muy sucia uno de kiwi y empleo mascarillas, serum, depende de que el pelo sea más fino o más poroso. En higiene no escatiman», explica.

La academia de peluquería Algalia, está especializada por su parte en técnicas de exposición. «Vienen perros de toda la provincia y somos una academia reconocida a nivel regional e incluso nacional», comenta Elisabeth Delgado, profesora de peluquería. Elisabeth coincide en que la crisis se ha notado, pero siempre hay dinero para un caprichito. «Este año hemos tenido mucha venta en las fiestas navideñas, la persona ha acumulado el dinero y le hace un sólo regalo a su mascota», explica.

Moda y complementos. Los artículos de moda y complementos son variadísimos, sorprendentes y llamativos. Desde un collar de Swarovski de 150 euros, a anorak de diferentes marcas, botitas, ropa, juguetes, braguitas de celo, camas y hasta artículos específicamente diseñados para épocas o celebraciones determinadas del año como la navidad.

Snacks, casetas, chapas personalizadas, comederos y bebederos para perro, higiene canina, tarjetas regalo, antiparásitos , pañales, bozales, correas, vitaminas, accesorios para el coche, pegatinas y hasta sección de outlet. Y es que son en muchos hogares un miembro más de la familia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook