23 de marzo de 2012
23.03.2012
Dicen que la situación es "mala"

Los economistas descartan una recuperación inminente

Subrayan el "colapso" en la construcción y el buen comportamiento del turismo

23.03.2012 | 17:43

"La situación en la provincia es mala". Ese es el mensaje lanzando este viernes desde el Colegio de Economistas de Málaga, cuyo decano, Juan Carlos Robles, ha descartado que se vaya a producir una "inminente" recuperación. De hecho, ha precisado que en 2012 se continuará destruyendo empresas y empleo y hasta 2013 "en ningún caso podemos estar hablando de cifras positivas".

En opinión de Robles, "no podemos estar esperanzadores", tal y como ha manifestado durante la presentación del último Barómetro Económico de la Provincia de Málaga, correspondiente al cuarto trimestre de 2011, en la que ha estado acompañado por el vicedecano y el responsable de Estudios Económicos de la entidad colegial, Antonio Pedraza y Fernando del Alcázar, respectivamente.

El informe destaca que el Producto Interior Bruto (PIB) de Málaga al cierre de 2011 fue cinco décimas superior al de otras andaluzas y constata la "continuidad" de las cifras recogidas en los últimos estudios en cuanto al turismo, que sigue siendo el sector que mejor comportamiento registra.

En este caso, vuelve a mostrar datos "positivos" con un aumento en el número de turistas --1,44 por ciento en la provincia, mientras que en Andalucía el incremento fue del 2,28 por ciento-- y un ascenso del 5,4 por ciento en la cifra de viajeros alojados en establecimientos hoteleros --3,4 en la Comunidad Autónoma--, lo que conlleva un mayor gasto, según ha explicado Del Alcázar.

Junto al turismo, el sector de las exportaciones también han aportado un "buen" dato, ya que en el último trimestre de 2011 crecieron casi un 32 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, contribuyendo a amortiguar la "fuerte" caída del consumo de administraciones, hogares y empresas.

"COLAPSO" EN LA CONSTRUCCIÓN

Los datos más negativos los presenta el sector de la construcción, que se encuentra en una situación de "colapso", ha advertido el responsable de Estudios Económicos del Colegio, ya que en el último trimestre del pasado ejercicio se iniciaron 75 viviendas, lo que supone un dos por ciento de las que comenzaban en el mismo periodo de 2006. Con respecto a las visadas, el descenso alcanzó el 1,15 por ciento.

Al respecto, ha subrayado que la bajada de precio de la vivienda producida hasta ahora en la provincia --un 38 por ciento desde el inicio de la crisis-- no es suficiente para la salida del 'stock' acumulado, necesaria para comenzar a construir. No obstante, por su parte, Pedraza ha insistido en que este descenso en la cuantía de los inmuebles "es tremendamente positivo" porque indica que "las viviendas se están poniendo a tono para incentivar a los inversores".

Por otra parte, desde el Colegio de Economistas han lamentado la destrucción de 40.153 empresas en la provincia desde 2007, por lo que han incidido en la necesidad de que fluya el crédito al sector privado, "que es el que crea empleo".

Pero también es necesaria para particulares, ya que la falta de fluidez unida a los datos de desempleo registrados en la provincia --un 32 por ciento, que supone 251.700 personas paradas--, provocan que el consumo, "con gran peso en el PIB", esté "muy constreñido y eso es un problema grande para la recuperación".

"Si no fluye el crédito no habrá inversión ni consumo", ha asegurado Juan Carlos Robles, quien ha criticado que el gasto de las administraciones públicas "siga sin contraerse lo suficiente: se abrocha más el cinturón el sector privado que el público". Por eso, desde el Colegio de Economistas han abogado por una reforma del sector público, ya que "la carga de gasto que tienen las comunidades autónomas y el Gobierno central es excesivo".

REFORMA LABORAL

Para hacer frente a esta situación y conseguir un repunte de la economía es necesario llevar a cabo medidas, algunas de las cuales ya "se están haciendo", ha considerado Robles, quien ha apuntado que "si son buenas o malas, el tiempo lo dirá", haciendo referencia a la reforma laboral, con la que a corto plazo se prevé un aumento del desempleo, ha añadido Pedraza.

Esta nueva norma "no va a cambiar en sí el tono de la economía, pero sí es una pata esencial", ha explicado Robles, destacando, en este sentido, que es una reforma "muy orientada" a la reestructuración empresarial "sin el encorsetamiento que se tenía hasta ahora del convenio colectivo", que "muchas veces hacía que la única solución fuese el despido en lugar de la readaptación". Además, ello evita, en "muchos caos, el cierre de un buen número de empresas".

Según ha precisado, este cambio del entorno relacional entre empresario y trabajador que se produce con esta nueve norma "era lo que hacía falta", en tanto que contribuye a la recuperación económica y posibilita que, cuando se empiece a crear empleo, "se haga de forma consistente".

Sin embargo, ha destacado que en esta reforma no se impulsa de manera "eficiente" la generación de nuevos contratos a partir de la bonificación de las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, que, en España, es de las más altas de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y que supone "un verdadero impuesto a la contratación".

Por ello, desde el Colegio de Economistas han considerado que una de las vías necesarias para el impulso de la generación de puestos de trabajo es el incentivo a las pymes, bonificando de forma "mucho más acentuada" dichas cotizaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine