30 de marzo de 2012
30.03.2012
Asamblea en Antequera

Unicaja aprueba el contrato de integración con Caja España

El grupo resultante tendrá un negocio bancario de 120.000 millones de euros y será el tercer grupo de cajas

30.03.2012 | 16:32

Los consejos de administración de Unicaja y Caja España-Duero han aprobado hoy la modificación del contrato de integración entre sus respectivos bancos para adecuarlo a las exigencias del nuevo marco de saneamiento financiero.

La aprobación de este nuevo plan ha sido efectuado por unanimidad en el caso de Caja España-Duero, que se ha reunido en León, y por amplia mayoría en el de Unicaja, que hizo lo propio en Antequera, según han dicho fuentes de las dos entidades.

De este modo, se ha dado el visto bueno a la modificación del proyecto ya aprobado el pasado 16 de marzo por los bancos de ambas cajas, y que fue comunicado por entonces a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El grupo resultante tendrá un negocio bancario de 120.000 millones de euros, unos activos totales de 80.000 millones y será el tercer grupo de cajas mayor constituido.

En virtud de este plan de integración, el Banco de Caja España-Duero (Ceiss) adquirirá el 30 por ciento de Unicaja Banco, y se quedará con un patrimonio neto de Caja España-Duero de 290 millones de euros.

A cambio, transferirá a Unicaja Banco todos sus activos y pasivos.

Los flecos del contrato de integración serán cerrados entre los próximos 75 y 90 días, según dichas fuentes, que han asegurado que el reconocimiento del Banco de España a la operación es total, y que además acepta el plan de negocio del Banco Unicaja, del que el Banco Caja España-Duero, que no desaparece, participará en un 30 por ciento.

El Banco Ceiss deberá devolver las ayudas públicas recibidas que ascienden a cerca de 1.000 millones de euros, 525 millones concedidos por el FROB 1, a raíz de la fusión de Caja España y Duero, a los que se suman otros 475 millones que provendrán del FROB 3 con forma de bonos convertibles contingentes (Cocos).

Según dichas fuentes, Ceiss tendrá 7 años para devolver lo que ha recibido en forma de bonos convertibles contingentes y 5 años, con posibilidad a prorrogarlos otros dos más, del FROB 1.

Además, ha conseguido que en los primeros años no tenga que pagar capital, sino intereses, que lo hará con cargo a los beneficios que reciba del Banco Unicaja.

De acuerdo con el plan de negocio que se plantea será difícil que el Banco Caja España-Duero pueda pagar los intereses al completo durante los primeros años, hasta el 2016, aunque se contempla la posibilidad de que el Banco de España acepte cierta demora en el pago de intereses, según dichas fuentes.

Por su parte, Unicaja Banco tendrá abierta una línea de disponibilidad de obligaciones convertibles desde 375 millones y hasta un límite de 1.025 millones.

El principal escollo del Consejo de Caja España-Duero, que ha durado más de tres horas, ha radicado en la elección de los cinco consejeros que iban a representar al Banco Ceiss en el Consejo de Administración de Unicaja Banco y que ha quedado finalmente sobre la mesa.

En el Banco Ceiss, están presentes, además de Evaristo del Canto, el presidente de la entidad, Miguel Ángel Álvarez, Alejandro Menéndez, Pablo Pérez Robla y José Ignacio Sánchez.

Los consejeros de Caja España y Duero no han dado autorización para que cuatro consejeros, no así su presidente, pasaran a la nueva entidad por 13 votos a favor, 13 en contra y 3 abstenciones y, para que estos mismos consejeros, pudieran ir al banco harían falta 15 votos a favor.

El contrato original de integración se aprobó en septiembre de 2011, pero las reformas financieras han hecho necesario redefinir el proyecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine