05 de mayo de 2012
05.05.2012
Aesa

La segunda pista del aeropuerto logra el certificado de seguridad

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea da el visto bueno que autoriza el inicio de las operaciones en la nueva infraestructura

05.05.2012 | 07:00
Imagen de la segunda pista del aeropuerto de Málaga.

El aeropuerto de Málaga-Costa del Sol ha obtenido la certificación de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) que acredita que cumple con la normativa internacional recomendada por el Organismo de Aviación Civil Internacional (Oaci), adelantándose casi cuatro años a la fecha límite, prevista el 1 de marzo de 2016.

La obtención del certificado del aeropuerto otorgado por la Aesa era condición necesaria para poder poner en servicio la segunda pista, supeditada a la conclusión de la certificación. Por ese motivo, se han simultaneado ambos procesos, culminando con el certificado que garantiza que todas las instalaciones, sistemas, equipos, servicios y procedimientos del recinto aeroportuario, incluida la nueva pista, se ajustan a la nueva normativa.

El aeropuerto de Málaga quería en principio tener operativa la segunda pista operativa para el mes de marzo, aunque finalmente será para verano cuando entre en servicio tras culminar las pruebas de señalización y balizamiento que permiten guiar a los aviones en las operaciones de despegue y aterrizaje. La nueva pista permitirá duplicar de forma efectiva la capacidad del aeropuerto y asegurar el crecimiento futuro de estas instalaciones. Su construcción, con una inversión de unos 550 millones de euros, pondrá casi el punto final al Plan Málaga, que en diez años ha destinado 1.600 millones de euros en ampliar las instalaciones aeroportuarias.

El certificado, otorgado el pasado lunes a Aena Aeropuertos SA como gestor del aeródromo malagueño, garantiza que en la infraestructura se realicen operaciones de transporte aéreo en los términos previstos en el Real Decreto 862/2009, que aprueba las normas técnicas de diseño y operación de aeródromos de uso público.

Así, supone tanto mejoras de seguridad operacional como el cumplimiento de estándares técnicos internacionales. Según informaron desde Aena Aeropuertos en un comunicado, sólo Madrid-Barajas e Ibiza se han adelantando al de Málaga-Costa del Sol en conseguir esta certificación, si bien el helipuerto de Algeciras (Cádiz) ya contaba con ella.

Este distintivo incluye la totalidad del campo de vuelos, con la nueva pista y la existente actualmente, que permaneció cerrada en 2011 las madrugadas de domingos a jueves durante seis meses por las obras de acondicionamiento, precisamente para ajustarse a la normativa. A partir de ahora, continúa el proceso de formación y familiarización de los colectivos implicados en la nueva infraestructura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook