09 de mayo de 2012
09.05.2012
Infraestructuras

Las líneas 1 y 2 del metro afronta su recta final en verano

Las primeras pruebas en el recorrido en superficie que atraviesa la Universidad se realizarán en las próximas semanas

09.05.2012 | 07:00
La reurbanización de la calle Cómpeta está muy avanzada después de que se completara la excavación del túnel y continúen las obras bajo tierra.

Las obras del metro se acercan a su final en las líneas 1 y 2, a falta de que se cierre un calendario para el tramo común (Renfe-La Malagueta). Metro Málaga afronta la última fase de las obras que se terminarán a lo largo del verano. Está previsto que en febrero de 2013 el suburbano entre en servicio. La línea 2 está prácticamente concluida. Sólo queda por rematar la construcción de la boca de entrada de la estación de La Isla y la colocación de postes informativos.

De hecho, desde diciembre de 2011 están circulando trenes en parte de su trazado para poner a punto los distintos sistemas ferroviarios. Entre los ensayos realizados, los trenes han hecho pruebas de punta de velocidad en la línea 2, alcanzando los 70 kilómetros por hora en el tramo del Palacio de Deportes Martín Carpena a Puerta Blanca, donde se logrará habitualmente la mayor velocidad de viaje.

Con la línea 2 terminada, los esfuerzos se centran en concluir los trabajos de la línea 1, que están muy avanzados y se irán completando a lo largo del verano. Los túneles se encuentran terminados y las cinco estaciones previstas bajo tierra han superado el 50% de ejecución.

El túnel bajo el falso túnel de la rotonda de Manuel Azaña es el único punto que está pendiente de concluirse de la obra de ingeniería, aunque se estima que en el plazo de tres meses se podrá liberar este espacio para continuar bajo tierra.

Actualmente, Metro Málaga ha dado prioridad a completar los trabajos de infraestructura, superestructura, instalaciones y sistemas en las estaciones, que se están ejecutando a la vez para acortar los plazos. No obstante, se ha preferido dejar el tendido de la vía por el túnel de la línea 1 hasta que no se termine el grueso de este trabajo, con idea de que no se entorpezcan estos trabajos.

Más trenes y pruebas. Metro Málaga recibirá en los próximos días cinco trenes más procedentes de la planta de CAF en Linares y que se sumarán a los dos que ya están en Málaga para prestar servicio en el suburbano.

Estos siete trenes representan la mitad de la flota prevista para el metro y permitirán acelerar el plan de pruebas de las infraestructura viaria. Así, en las próximas semanas se instalarán las catenarias en el tramo en superficie del metro, que atraviesa el campus universitario desde la Ciudad de la Justicia hasta Andalucía Tech, incluyendo un ramal de conexión con las instalaciones de Cocheras y Talleres, en Los Asperones. La instalación de las catenarias se realizará a la par que se le conecta a la red eléctrica, de modo que las pruebas se puedan realizar a lo largo del verano.

Al igual que en la línea 2, hay distintos tipos de ensayos en la infraestructura: estáticos, de andén, de velocidad y frenado y para los sistemas de la vía. Además, estas verificaciones también servirán para comprobar el funcionamiento de los trenes y ajustar sus sistemas.

Las primeras pruebas en movimiento en este tramo en superficie se realizarán en un trazado de 1,3 kilómetros de longitud, entre el Paraninfo y Andalucía Tech.

Con la instalación de las catenarias, para el inicio de los ensayos, el recorrido en superficie de la línea 1 estará prácticamente terminado. Sólo quedará la instalación de las marquesinas en las estaciones y la urbanización del entorno de algunas paradas para facilitar el acceso a los futuros viajeros. En concreto será en El Cónsul, Paraninfo y Andalucía Tech, que son las más afectadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook