08 de junio de 2012
08.06.2012
40 Años
40 Años
Diputación de Málaga

Francisca Caracuel, nueva vicepresidenta primera

La institución provincial anuncia cambios en su estructura, en los que se prioriza "el área económica y la transparencia"

08.06.2012 | 16:05

El equipo del gobierno de la Diputación de Málaga lleva a cabo una remodelación de su estructura, en base a la cual la diputada provincial de Economía y Hacienda, Francisca Caracuel, asumirá la vicepresidencia primera en sustitución de Francisco Oblaré, que se hará cargo de una nueva área de Gobierno Abierto y Nuevas Tecnologías con rango de vicepresidente.

     Así lo ha anunciado este viernes el máximo responsable del ente supramunicipal, Elías Bendodo, quien ha precisado que en esta reestructuración "se da prioridad al área económica y se apuesta de forma decidida por la transparencia". Y es que, ha precisado, el primer año de gestión de los 'populares' "ha servido para identificar nuevas necesidades, definir otros objetivos y adaptarse a la realidad de la institución y de la provincia".

     "Quiero transformar la Diputación en una organización transparente, solvente, abierta a la ciudadanía y eficiente en su funcionamiento", ha declarado, incidiendo en que esta nueva estructura "sigue centrada en la modernización y los ciudadanos" pero añade "a sus ejes de gestión la economía y la transparencia".

     De esta forma, ha explicado que el trabajo de Caracuel en Economía, con una gestión "eficaz y austera", ha resultado "clave para sanear la situación económica de la institución, a pesar del lastre que supone la deuda financiera heredada de la anterior corporación".

     "La ayuda a municipios y el pago a proveedores en tiempo y forma han sido los ejes centrales de su labor", ha dicho Bendodo, quien ha realizado el primer encargo a la "flamante" vicepresidenta primera de la Diputación: la puesta en marcha de un plan de inversiones productivas con incidencia en todas las comarcas.

     La diputada seguirá al frente de Economía y Hacienda y será responsable del área de Modernización Local, asumiendo las competencias también en Urbanismo y Planeamiento, Fomento y Atención al Municipio, que formarán un solo área a cargo de Ignacio Mena; Recursos Humanos y Servicios Generales, y Centro Cívico, en manos de Juan Jesús Fortes; Servicios Intermunicipales y Consorcio Provincial de Bomberos, a cargo de Abdeslam Lucena; y Patronato Provincial de Recaudación, con José Alberto Armijo.

     En cuanto a Oblaré, será el encargado de "integrar la transparencia en todos los procesos de la Diputación de Málaga", ya que "un gobierno que quiera caminar hacia el futuro no puede hacerlo sin apostar por la transparencia y las nuevas tecnologías", ha precisado Bendodo.

     El presidente de la institución provincial ha mostrado su confianza en Oblaré para desarrollar este nuevo modelo de gestión con el que "se pretende mejorar la imagen que los ciudadanos tienen de la política, basado en la honradez, la transparencia y la austeridad". "Es el hombre idóneo para esta misión", ha asegurado Bendodo.

     Por su parte, Pedro Fernández Montes continuará como responsable de Relaciones Institucionales de la Diputación en calidad de vicepresidente. Con la reordenación del equipo de gobierno adquiere más competencias la vicepresidenta Ana Mata, con Desarrollo Económico y Rural y Medio Ambiente y Sostenibilidad, lo que "reforzará su labor de gobierno".

     Mata, de quien Bendodo ha destacado su "sensibilidad con los asuntos sociales y su capacidad de diálogo", estará al mando del área de Ciudadanía, Derechos Sociales y Desarrollo. La configuración del organigrama de este pilar de la corporación es: Derechos Sociales; Delegación de Desarrollo Económico y Rural, que suma Consorcios de Maquinarias, a cargo de Leonor García-Agua, y Centros de Atención Especializada, con Emiliani Jiménez.

     También Turismo y Promoción del Territorio, que seguirá en manos de Jacobo Florido; Igualdad y Participación Ciudadana, a cargo de Pilar Conde; Juventud y Educación, con Antonia Ledesma; Cultura y Deportes, que continuará con Marina Bravo, y Medio Ambiente y Sostenibilidad, con Juan Jesús Bernal al frente. Por su parte, Francisco Salado seguirá como portavoz del equipo de gobierno.

     La Diputación prestará una atención "especial" a la Concertación, que pasará a depender de Presidencia, cuyo diputado, Carlos Conde, asume la portavocía adjunta, ha precisado Bendodo, quien ha apuntado que con esta actuación "se demuestra nuestro compromiso con los municipios de la provincia, especialmente con los menores de 25.000 habitantes".

     Por último, el presidente del ente supramunicipal ha afirmado que "los políticos deben adaptarse a la sociedad y cambiar sus hábitos", cuestión que pasa "por modificar las estructuras hasta convertirlas en permeables y abiertas a los ciudadanos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine