08 de junio de 2012
08.06.2012
Cruceros

La naviera Royal Caribbean abandona Málaga como puerto base para el año 2013

El Adventure of the Seas completará este año las 28 salidas, pero el año próximo se trasladará a Southampton

08.06.2012 | 03:14
El Adventure of the Seas en el atraque norte, junto a la estación de cruceros.

Royal Caribbean abandonará Málaga como puerto base en 2013, lo que supondrá un golpe a las perspectivas crucerísticas de la ciudad para el próximo ejercicio, dado el volumen de pasajeros y de barcos que mueve al cabo del año. La naviera ha confirmado que este año su buque Adventure of the Seas completará las 28 salidas previstas, con un movimiento de 214.000 cruceristas entre embarque y desembarque. Sin embargo, para 2013, trasladará su base de operaciones al puerto británico de Southampton para operar en los itinerarios por el norte de Europa.

Este cambio no parece definitivo, como afirma la naviera, que lo califica como «paréntesis transitorio en la actividad de Royal Caribbean en Málaga como puerto base». De hecho, adelanta que para 2014 se «volverá a evaluar» la posibilidad de regresar al puerto de Málaga «dado el interés de la compañía por la ciudad», aunque no asegura su regreso.

Royal Caribbean lleva tres años operando desde Málaga, junto a Valencia, como puerto base para el Mediterráneo occidental. El Adventure of the Seas –con capacidad para 3.840 pasajeros– cubre actualmente la ruta Málaga, Valencia, Civitavecchia (Roma), Livorno (Pisa y Florencia) y Ajaccio (Córcega). Málaga compartía el embarque de pasajeros con Valencia, aunque ésta en menor proporción, que también perderá este importante tráfico de cruceros.
Pese a que no realizará salidas desde Málaga, Royal Caribbean mantendrá seis escalas con dos de sus barcos.

Por un lado, Adventure of the Seas realizará cinco visitas a la ciudad entre julio y octubre, mientras que Legend of the Seas –2.060 pasajeros– vendrá a Málaga en noviembre. Fuentes de la naviera calcularon que aportarán unos 20.000 cruceristas en estas escalas con una actividad inducida en la ciudad de 1,2 millones de euros. Estas cifras se encuentran muy lejos de los 219.000 pasajeros y 13 millones de euros que mueve actualmente.

Satisfacción por el puerto. Una portavoz de Royal Caribbean destacó que la marcha de la naviera de Málaga sólo obedece a motivos de «reprogramación de los barcos para atender nueva demanda», ya que el puerto obtiene unos resultados muy altos en las habituales encuestas de satisfacción que realizan entre los pasajeros y la población.

El gerente de Málagaport, Sebastián Camps, insiste en que la marcha de Royal Caribbean «es coyuntural» y lo achaca a la situación económica de la zona euromediterránea, que ha reducido la rentabilidad por pasajero que se obtiene con embarques en Málaga. En su opinión, la recuperación de la capacidad económica del entorno jugará a favor de la vuelta de esta naviera a operar desde Málaga.

La marcha de Royal Caribbean, confirmada ya para el año próximo, mermará de forma considerable los resultados del puerto de Málaga en el sector de cruceros. La base del barco Adventure of the Seas representa actualmente cerca del 10% de los movimientos de cruceros que se registran en la ciudad, mientras que el volumen de pasajeros es incluso mayor, al contabilizar casi un tercio del total. Hay que tener en cuenta que los pasajeros con embarque y desembarque en Málaga contabilizan dos veces por este tránsito.

Negocian la llegada de nuevas navieras. El puerto de Málaga ya está en contacto con otras navieras para conseguir que operen desde Málaga como base durante 2013, cubriendo el hueco que deja la marcha de Royal Caribbean, según explicó el gerente de Málagaport, Sebastián Camps, quien reconoció que es difícil conseguir resultados porque las navieras prevén con mucha antelación sus rutas y es complicado cambiarlas sobre la marcha.

«Apenas hemos tenido tiempo para reaccionar y ver cómo se mueven los demás para traer otras líneas», aseguró Camps, quien considera que la marcha de la naviera norteamericana «deja un hueco de mercado interesante, porque hay una importante demanda de clientes» que puede cubrirse con otras navieras. No obstante, no descarta que para 2014 vuelva a operar desde Málaga.

El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Málaga, Damián Caneda, se mostró esperanzado de que se pueda cerrar un acuerdo con otra naviera en pocas semanas. «Ahora tenemos confirmados 528.000 turistas de cruceros para 2013, pero nos falta una naviera grande en base», reconoció Caneda, quien considera que la marcha de Royal Caribbean entra en la normalidad dentro de la política de estas navieras: «Llevan tres años en Málaga y es normal que hagan un cambio para ampliar su oferta». El edil insistió además en que la naviera se ha marchado «sin estar totalmente convencida, porque Málaga tiene muy buenas calificaciones de satisfacción».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine