18 de junio de 2012
18.06.2012
Crisis

Los ayuntamientos abren la puerta a los despidos

Una decena de municipios malagueños se plantea reducir personal o bajar sueldos y complementos

18.06.2012 | 07:00
Los trabajadores municipales de Marbella, pendientes de una negociación.

El empleo público ha dejado de ser seguro. Las sillas municipales de la provincia, que hasta ahora parecían inamovibles, se tambalean en plena crisis económica y hacen peligrar el asiento de miles de trabajadores. Es, entre otras razones, una consecuencia de la modificación del artículo 135 de la Constitución aprobada por el Congreso de los Diputados el pasado septiembre. Una reforma que limita el déficit de las administraciones públicas. Las locales no podrán gastar más del 0,4% de lo que ingresan. El pago de los salarios de los trabajadores ya no es sagrado. Ni siquiera es prioritario. Toca ajustar tuercas.

Estepona ha abierto la veda del despido. La pasada semana, su ayuntamiento formalizó el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 176 de sus 950 empleados. El objetivo de su alcalde, el popular José María García Urbano, es ahorrar seis millones de euros al año. «Si no lo hacemos, no podremos pagar nóminas a partir de octubre», asegura. El 94,4% de 104 millones de ingresos se dedica a ello.
Aún queda un mes para acordar los ceses con los sindicatos, que se oponen a esta iniciativa. Pero, ante los constantes desacuerdos, la esperanza se desvanece en un Consistorio que debe más de 300 millones.

Marbella le sigue los pasos a su vecina Estepona. Aunque su regidora, Ángeles Muñoz, ha querido aclarar que nada tienen que ver una con la otra. «Marbella es Marbella y Estepona es Estepona», señala. «En Marbella, no habrá despidos», asegura. No obstante, afirma que el pago de las nóminas de sus 3.400 empleados no está garantizado más allá de este mes.

Las reuniones entre gobierno local del PP y representantes sindicales acaban de comenzar. A los últimos les extraña que en un mes la administración marbellí haya pasado de necesitar un ahorro de 2,5 millones a otro de 12,3. Las rebajas planteadas, por tanto, se han quedado cortas. En un principio, el Consistorio propuso rebajas salariales, eliminar pluses o suprimir 260 plazas. Pero esta última opción está descartada por el momento y se propone a cambio una rebaja lineal de los salarios de un 5,82%, además de recortes en los sueldos de altos cargos. El tiempo le dará o quitará razón. Lo cierto es que por ahora, Marbella dedica el 60% de su presupuesto anual de 232 millones a pagar sueldos y acumula más de 500 de deuda.

Coín trata de evitar 40 despidos en su plantilla. Para ello, plantea reducir salarios en un 10%, según la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF. El alcalde, también del PP, Fernando Fernández, asegura que ésta sería la última medida. Además, la disminución sería proporcional al salario de los empleados. Es decir, a más sueldo, más recorte.

Casarabonela hará lo mismo, aunque la reducción salarial será menor. De un 5% en el sueldo bruto del personal laboral eventual. Su alcalde, del grupo independiente AGIC, Francisco Gómez, advirtió de que ya se ha reducido la plantilla, de 60 a 20 trabajadores.

Con lupa se miran ahora complementos y pluses que resultaban más generosos en el pasado. La munícipe de Fuengirola, Esperanza Oña, ya ha negociado la supresión de la venta de los asuntos propios y la no reposición de las plazas vacantes por jubilaciones. Tampoco sustituirá las bajas. En total, prevé amortizar una docena de playas y con ellas, ahorrarse 3,4 millones. En Rincón de la Victoria a se han amortizado 5 que han ahorrado 193.000 euros.

Benalmádena se regocija de no tener previsto despidos ni reducciones. Se conforma con congelar sueldos. Antequera atraviesa una situación similar, no ha tenido que reducir personal. Las nóminas, por ahora, no peligran. De la aledaña Torremolinos, sin noticias.

Las plazas vacantes no se ocupan en Ronda, donde ya se han recortado cargos de confianza. Con ello, el Ayuntamiento prevé ahorrar 1,8 millones de euros. En Nerja, más de la misma medicina. El Consistorio mantiene un recorte del 15,2% en gastos de personal que se traduce en amortizaciones. Es decir, contratarán menos. En vez de 230 contratos temporales este 2012, serán 170.

En Torrox se destinarán 136.541 euros en personal frente a los 156.319 previstos para contratar a personal eventual. El laboral fijo se queda con el millón presupuestado. Pero, por ahora, nada es seguro. Parece que los retoques llegarán a todos tarde o temprano. Y en Cortes de la Frontera, una veintena de funcionarios del ayuntamiento no cobran sus nóminas desde hace cuatro meses y a partir del 25 de junio comenzarán huelgas diarias. Las cantidades de las nóminas adeudadas oscilan entre los 1.000 y los 1.800 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine