27 de junio de 2012
27.06.2012
Infraestructuras

La apertura de la segunda pista asegura el futuro desarrollo turístico de Málaga

La infraestructura permitirá gestionar 65 operaciones a la hora, frente a las 37 actuales

27.06.2012 | 07:00
La ministra de Fomento, Ana Pastor, en la nueva pista acompañada de autoridades de las administraciones locales, provinciales y autonómicas.

La ministra de Fomento inauguró la pista, donde se ha invertido 470 millones de euros y que espera que genere demanda para mantenerla abierta en septiembre

Málaga ha entrado en el exclusivo y limitado club de las ciudades con aeropuertos con dos pistas operativas. Es el quinto aeródromo español con esta doble infraestructura, que le permitirá disponer de un mayor margen de crecimiento a medio y largo plazo, al tener capacidad para operar 65 vuelos a la hora, frente a los 37 actuales.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, que ayer estuvo en Málaga para inaugurar la segunda pista, destacó que esta infraestructura «era muy necesaria» para la ciudad y la provincia, ya que estará «al servicio del turismo y será un motor de desarrollo» muy importante para la provincia, «Andalucía y el resto de España». De hecho, Pastor estimó que un aeropuerto de las características del malagueño puede generar a su alrededor unos 15.000 millones de euros de movimiento económico al año, entre actividad directa e indirecta.

La ministra afirmó que una zona turística como Málaga recibe un impulso muy importante con la puesta en marcha de la segunda pista, que le permite situarse en el primer nivel de los aeropuertos españoles. «Es muy importante que este aeropuerto vaya cada vez a más y esta pista era muy necesaria», apuntó Pastor, quien recalcó la nueva capacidad de las instalaciones malagueñas «para convertirse en un gran aeropuerto de referencia».

Pastor, que defendió «la apuesta por infraestructuras eficientes», mostró su esperanza en que la demanda que genere el aeropuerto de Málaga permita mantener la pista abierta a partir de septiembre, ya que Aena tiene previsto cerrarla tras el verano y funcionar por ahora «a demanda».

«Cuando se construye una pista es porque la capacidad del aeropuerto no es suficiente para la demanda que hay y se queda pequeño», insistió Pastor, quien explicó que la infraestructura permite a Málaga «ser más atractiva para las compañías, ya que en Aena trabajamos por la mayor ocupación posible para que no cueste un euro a los españoles».

Más que una pista. Junto con la seguda pista, también se han ejecutado una serie de infraestructuras auxiliares que permiten incrementar la capacidad del aeropuerto. Así, se ha dispuesto un espacio de 150.000 metros cuadrados como una plataforma de estacionamiento de aviones. Este recinto tiene capacidad para 27 aviones y está dotada de 11 torres de iluminación y de un sistema de abastecimiento de combustible en cada puesto, así como una calle de rodadura paralela asociada. Con esta plataforma, la capacidad del aeropuerto para estacionar aviones asciende a 131. También se ha mejorado la navegación aérea, el equipamiento para la torre de control y un nuevo centro de comunicaciones radioeléctricas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine