11 de julio de 2012
11.07.2012
Ordenación del Territorio

El futuro cauce del Guadalmedina será un parque dedicado al ocio y a la cultura

El equipo de José Seguí gana el concurso de la fundación Ciedes aunque no es el proyecto definitivo que vaya a ejecutarse

11.07.2012 | 07:00
José Seguí explica al alcalde y a otros miembros del jurado de la fundación Ciedes algunos detalles de su proyecto, ante los paneles expuestos en el CAC.

Un reto con más de medio siglo de vida, propuestas algunas inverosímiles y debates encendidos que siguen abiertos como la propia cicatriz que representa el río, aunque desde ayer parece que todo está más claro. Al menos existe un ganador del concurso de ideas convocado por la fundación Ciedes, aunque no se trata del proyecto definitivo. El jurado proclamó vencedor al equipo de José Seguí y su propuesta de integración del cauce en la ciudad, que descarta el embovedado y apuesta por una especie de parque fluvial para que sea aprovechado por los ciudadanos.

La premisa que plantea Seguí y su equipo es desarrollar una nueva manera de gestionar el embalse del Limonero, «que nunca fue concebido como una presa, sino, muy por el contrario, como un embalse regulador», explica en su proyecto. Es decir, que todo pasa por controlar la regulación del embalse para poder urbanizar el cauce del Guadalmedina, para evitar el peligro de que se produzcan avenidas como la ríada de 1907. Que el Limonero no sirva para acumular agua, sino para regularla.

Entre los aspectos que han podido declinar la balanza a favor del equipo de Seguí es que la propuesta presentada tiene la ventaja de tener un coste cero para realizar las actuaciones hidráulicas. Planea llevar a cabo las obras en seis fases, para lo que sería necesario una inversión de 146,5 millones de euros: entre el puerto y el paseo Antonio Machado; entre este paseo y el puente de la Aurora (el paso del río por el Centro Histórico); una tercera hasta la avenida de Luis Buñuel; otra hasta el puente de la Palmilla; la quinta hasta el puente Bruckner; y por último, hasta el embalse.

Serían actuaciones independientes, aunque conectadas dentro del proyecto global, que facilitaría, a juicio de los autores del proyecto, la realización en el tiempo en función de las diferentes demandas de la ciudad.

Seguí propone crear una torre en la cabecera del puerto, con la incorporación de una pasarela peatonal a modo de mirador. Del mismo modo, promueve una zona de embarcadero, o riberas accesibles al cauce, donde se instalen quioscos «que garanticen la actividad urbana en estas plataformas». También plantea crear un parque de las Energías, con sistemas de captación de energías limpias de última generación (que podrían autoabastecer todo el parque); un parque de las Ciencias, de referencia cultural y turística; y un centro deportivo.

El jurado dio ayer a conocer el resto de los premiados. El segundo recayó en el equipo dirigido por Juan José Soto, también de Málaga; y el tercero, en el proyecto de José Ramón Navarro (Alicante). Además, concedió siete accésit. En total se presentaron 16 propuestas a la convocatoria.

El delegado de Ordenación del Territorio del Ayuntamiento de Málaga, Diego Maldonado, explicó que «sólo era un concurso de ideas». Quiere decir que aunque el proyecto de Seguí haya salido ganador (ha obtenido un premio de 60.000 euros) «no es el proyecto definitivo». «No quiere decir que estemos obligados ahora a ejecutar el proyecto de Pepe Seguí. Sencillamente se trata de la presentación de reflexiones de las que luego se redactará, cuando llegue el momento, el proyecto definitivo», dijo Maldonado. Ese proyecto podrá recoger parte de las propuestas del ganador, así como del resto de las presentadas, «porque todos tienen cosas muy buenas».

«Hemos dado un paso muy importante porque en Ciedes estamos todas las administraciones y colectivos ciudadanos», dijo Maldonado, que confía en encontrar financiación «a través de la creación de un consorcio», concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook