29 de julio de 2012
29.07.2012
Historia

La pólvora de la independencia

Grupos de recreación histórica homenajearon ayer en la plaza de la Constitución al general suizo Teodoro Reding

29.07.2012 | 07:00
La asociación Teodoro Reding encabeza el desfile a su paso por la calle Larios.

A la una de la tarde de ayer, el cañón traído de Bailén rugió con fuerza en la plaza de la Constitución, provocando la estampida de decenas de palomas y el asombro de extranjeros y visitantes.

La asociación histórico cultural Teodoro Reding de Málaga volvió a llenar por quinta vez el Centro Histórico de uniformes de la Guerra de la Independencia, con las armas y pertrechos reglamentarios, en el V homenaje a Teodoro Reding, el militar suizo que luchó con España contra Napoleón, venció en la batalla de Bailén y dejó tan buen recuerdo como gobernador de Málaga, que la ciudad le dedicó el Paseo de Reding.

Grupos de recreación histórica de Alhaurín de la Torre (Torrijos 1831), Bailén (Bailén por la Independencia), San Fernando (Guardia Salinera Isleña), Madrid (Voluntarios de Madrid 1808-1814), Gibraltar (Gibraltar Re-enactment Association) y del pueblo francés de Saint-Lys (banda militar Entente Saint-Lysienne), se sumaron a un desfile que partió de la Fuente de Reding al mediodía para llegar una hora más tarde a la plaza de la Constitución, donde hubo discursos de recuerdo a Teodoro Reding, incluida la comunidad suiza en la provincia, y en su nombre Max Graber, presidente del Club Suizo Costa del Sol. Intervinieron además el presidente de la asociación Teodoro Reding, Jon Valera;Esteban Alcántara, secretario de Torrijos 1831; el concejal socialista Manuel Hurtado y en representación del alcalde de Málaga, la concejala del distrito Centro Gemma del Corral.El calor implacable sólo se cubrió una baja temporal, la de un soldado que se desvaneció por unos instantes.

El acto de ayer, que contó con una descendiente malagueña de la familia Reding, conmemoró además el bicentenario del fin de la ocupación francesa de Málaga, que comenzó el 5 de febrero de 1810 y finalizó el 27 de agosto de 1812. La asociación Teodoro Reding descubrió una placa conmemorativa de este 200 aniversario en el edificio donde se encontraban las antiguas Casas Capitulares en la plaza de la Constitución, placa que también incluía un recuerdo a la jura de la Constitución de 1812 en septiembre de ese año.

Como símbolo de paz entre las naciones, se izaron las banderas de los países cuyos soldados lucharon en la Guerra de la Independencia: Francia, Polonia, Reino Unido, Suiza y España, mientras la Banda Municipal interpretaba sus himnos (también el de Andalucía). Y resonaron, cómo no, las salvas de honor y el cañón de la Independencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook