18 de septiembre de 2012
18.09.2012
Educación

Más de 154.000 alumnos de Secundaria inician el curso con 561 docentes interinos menos

La delegada de Educación visita el centro penitenciario de Alhaurín de la Torre ante una treintena de manifestantes

18.09.2012 | 03:37
Más de 154.000 alumnos de Secundaria y Bachillerato de Málaga iniciaron ayer sus clases. En la imagen, el Instituto Cánovas del Castillo, ubicado en el barrio de El Ejido.

Justifica la normalidad en las aulas pese a los recortes en el profesorado "por el no aumento de la ratio de los estudiantes en las clases de la provincia"

Ayer comenzaron las clases en la provincia para 154.925 estudiantes y 9.200 docentes pertenecientes a los diferentes niveles de las enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional, Enseñanzas de Régimen Especial y Educación Permanente. El curso arrancó con bastante normalidad, si se tiene en cuenta que la Junta de Andalucía confirmó que 561 profesores interinos han dejado de prestar su servicio.

La delegada provincial de Educación, Patricia Alba, justificó la ausencia de incidencias a pesar de esos recortes en la plantilla de la mayoría de los centros durante su visita a la cárcel de Alhaurín de la Torre, donde la esperaban una treintena de manifestantes: «Con el no aumento de la ratio de alumnos en las aulas de la provincia, hemos conseguido además que cuatro de cada diez profesores mantengan su puesto de trabajo», apuntó.

Asimismo, se refirió a quienes se movilizaron ayer junto al Centro de Educación Permanente Victoria kent de la cárcel provincial: «Entiendo la crispación del profesorado, pero es desde el Gobierno central desde donde se han recortado 5.000 millones de euros en Educación» y se ha logrado, como consecuencia, «que las comunidades autónomas tengamos menos margen para invertir».

Por niveles educativos, 65.967 alumnos cursan desde ayer Secundaria; 22.501, Bachillerato; 15.832, los distintos Ciclos Formativos de Formación Profesional, tanto de Grado Medio como de Grado Superior; 2.993, Programas de Cualificación Profesional Inicial; 23.328, Educación Permanente y 23.825, las Enseñanzas de Régimen Especial, como idiomas o música.

Alba apuntó que, como cupo complementario, un total de 749 personas asistirán a cursos de preparación a la prueba de acceso a los ciclos formativos. Y añadió que 8.332 docentes impartirán Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, mientras que 249 estarán adscritos a Educación Permanente y otros 616 a las reseñadas Enseñanzas de Régimen Especial.

A lo largo y ancho de la provincia, la mayoría de las incidencias, menores en cualquier caso, se produjeron en relación a los reseñados recortes en la nómina de profesores. En Álora, por ejemplo, en el IES Las Flores, todavía se está a la espera de la sustitución de dos profesores, pero, su director, Antonio Hidalgo, quiso tranquilizar a la comunidad escolar al apuntar que las sustituciones pendientes «se realizarán en próximos días».

La concejala de Educación de Marbella, Carmen Díaz, se quejó de diversas deficiencias en los institutos Salduba –actualmente masificado– o Nueva Andalucía, incluidos en el paquete de inversiones cuyo montante asciende a 1,2 millones, «del que tan sólo se han realizado trabajos parciales». Y también denunció que el IES Guadaíza ha perdido un laboratorio.

La Maroma. Otro punto de atención estaba marcado en el IES La Maroma de Benamocarra, donde casi 200 alumnos podrán al fin dejar de ver junto a sus aulas «el enganche de luz de obra» que ha permanecido cuatro años instalado. Tras finalizar los trabajos de la acometida eléctrica, también están ya concluidas las obras del muro de escollera», señaló su director, Manuel Ruiz Cazorla. El centro estuvo cerrado 40 días, a principios de año, tras el precinto que estableció el Ayuntamiento al «certificar deficiencias estructurales».

En Torrox, el grupo municipal de IU denunció que en el IES Jorge Guillén hay siete puestos de docentes interinos menos y que no habrá por primera vez en décadas ningún profesor en este régimen. O que en la plantilla del IES Alfaguar de Los Llanos también hay dos profesores menos.

En cuanto a la capital rondeña, el profesorado se ha visto reducido un 10%, lo que se traduce en el aumento de horas de trabajo y, en algunos casos, en una mayor ratio. Como ejemplo, el IES Pérez de Guzmán, donde en algunas clases el número de alumnos supera los 35 y se coloca en el límite que establece la normativa vigente. Pascual del Río, director del IES Pérez de Guzmán, avanzó que, ante el aumento de horas de clase, actividades que se realizaban fuera del centro, como viajes de estudios, se verán reducidas. En el IES Gonzalo Huesca incluso ha aumentado la ratio a 43 alumnos por clase, por lo que se ha pedido de urgencia otro docente.

La consejera de Educación, Mar Moreno, por su parte, explicó ayer que este curso no se rescatará a ninguno de los 4.502 interinos que se han quedado en la calle tras mantener un encuentro con la Plataforma Andaluza en Defensa de la Educación Pública.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook