15 de noviembre de 2012
15.11.2012
Rincón cofrade

El Resucitado peregrinará a cuatro grandes templos de la ciudad por el Año de la Fe

Visitará Santo Domingo, San Pablo, Los Mártires y la Victoria, desde donde acompañará a la Virgen en su traslado a la SICB

15.11.2012 | 06:00
El Resucitado durante una salida procesional.

La imagen del Cristo Resucitado peregrinará a cuatro grandes templos de la ciudad con motivo del Año de la Fe. Es uno de los principales actos que componen el programa elaborado por la delegación diocesana de Hermandades y la comisión de Cultos y Resucitado de la Agrupación para conmemorar este periodo instaurado por el Papa Benedicto XVI en la Iglesia Universal y que fue inaugurado en la diócesis el pasado 14 de octubre en la Catedral, con una solemne misa pontifical presidida por el obispo. Los cofrades han presentado ya sus propuestas a Jesús Catalá para su aprobación, y aún están a la espera de que sean ratificadas.

La imagen de José Capuz recorrería, tras la Semana Santa, las iglesias de Santo Domingo, San Pablo, los Santos Mártires y la Victoria, con importante presencia cofrade y gran arraigo popular. Según ha podido saber La Opinión de Málaga, las corporaciones erigidas canónicamente en estos templos se encargarían de celebrar cultos en su honor durante su estancia, así como actos tomando como referencia las cuatro constituciones surgidas del concilio Vaticano II, que cumple 50 años: Sacrosanctum Concilium, Dei Verbum, Lumen Gentium y Gaudium et Spes.

El Cristo Resucitado será trasladado en andas y culminará su recorrido en la Victoria, desde donde acompañará a la patrona, la Virgen de la Victoria, en su traslado a la Catedral para celebrar la anual novena en su honor.

Como avanzó este periódico, las cofradías no quieren limitarse a organizar tan sólo una procesión, sino que preparan un recorrido evangélico basado en la carta apostólica Porta Fidei, escrita por Benedicto XVI, las indicaciones pastorales de la Santa Sede y el Obispado de Málaga, los textos del Concilio Vaticano II y el Catecismo de la Iglesia Católica, que cumple 20 años.

El Resucitado, centro de la fe cristiana, tendrá un gran protagonismo en la liturgia a seguir en los actos previstos para conmemorar el Año de la Fe por las cofradías malagueñas, donde la figura de la Virgen María también gozará de un destacado papel. De hecho, otro de los actos que se han presentado al obispo gira en torno a las advocaciones que guardan una especial relación con los dogmas, es decir, las verdades de fe.
Siete imágenes de la Virgen saldrán en procesión el próximo 28 de septiembre para encontrarse en un punto del Centro de la ciudad, aún por determinar. En este acto, pendiente también de la aprobación por parte del prelado, también estaría presente la imagen del Cristo Resucitado.

En principio, estaría asegurada la participación de la Virgen de la Trinidad, cuya advocación está íntimamente vinculada al Misterio que da origen a la fe cristiana. También la Virgen de la Concepción, titular del Huerto, por el dogma de la Purísima, o la Virgen de la Caridad, de la cofradía del Amor. Habría que determinar, no obstante, la presencia de la Virgen de la Paloma (dogma de la Asunción), pero la elección del Señor de la Puente para que presida el vía crucis de Cuaresma de la Agrupación en la Catedral puede inclinar la balanza hacia la Reina de los Cielos.

En esta magna, en la que aún no se sabe si las imágenes irán en sus tronos procesionales o en otros más pequeños de traslado, también figurarían tres tallas de la Virgen que aparecen en el denominado Ciclo de la Aflicción, es decir, desde que Cristo muere en la cruz hasta que es sepultado. Es decir, las posibilidades podrían centrarse en la Virgen del Santo Sudario, del Descendimiento, la Virgen de Fe y Consuelo, del Calvario, o la Piedad.

También habría que determinar la posible participación de las hermandades de Gloria en este acto, aunque como informa el presidente de la Congregación, Sebastián Martín, están pendientes de una reunión con el delegado, Francisco Aranda, para presentarles un programa de actos propio.

La Agrupación de Cofradías también ha propuesto la celebración de una exposición de enseres cofrades, objetos de culto simbólicos que estén relacionados con la fe. En ningún caso serían tronos, sino piezas de fácil traslado. Aún se desconoce el lugar donde podría desarrollarse, ya que el Museo de la Semana Santa, en San Julián, posible sede de la muestra, está siendo remodelado en la actualidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook