22 de marzo de 2013
22.03.2013
Barrios

Un proyecto plantea crear una gran plaza con un parking junto a Zamarrilla

El plan, del arquitecto Javier Gamero, quiere primar al peatón con un espacio de 2.000 metros cuadrados y tiene el apoyo vecinal y de Facemap

22.03.2013 | 05:00
Dibujo de la plaza junto a la ermita de Zamarrilla.

Una gran plaza de 2.057 metros cuadrados que realce la recién restaurada ermita de Zamarrilla, histórico marco de entrada y salida de la ciudad por el Camino de Antequera pero, sobre todo, que recupere para el peatón una vía de paso como es la calle Mármoles-Martínez Maldonado, revitalizando de paso el comercio. Y debajo de este espacio, un aparcamiento municipal.

Estas son las líneas principales del proyecto Zamarrilla plaza pública y aparcamientos, que ayer presentó en el hotel Málaga Centro su autor, el arquitecto y vecino del barrio Javier Gamero, que de momento cuenta con el apoyo de la asociación de vecinos de la Trinidad y de la Federación de Autónomos, Comerciantes y Empresarios de Málaga y Provincia (Facemap).

«La idea es dar más protagonismo al peatón que al tráfico viario porque faltan espacios que le den identidad al barrio», cuenta Javier Gamero, que calcula que el proyecto afectaría a unos 30.000 vecinos de la zona.

La plaza propuesta ocuparía el tramo de la calle Martínez Maldonado que va de la avenida de Barcelona a la calle Pelayo creando así «un espacio de encuentro» en una zona de Málaga muy necesitada de ello, dice el arquitecto, que considera que, además de abrir nuevos espacios al uso ciudadano como el Muelle Uno se pueden «reinterpretar» espacios veteranos y consolidados como este.

Y precisamente lo que parece un obstáculo importante, el tráfico, es para Javier Gamero la gran baza de este proyecto, ya que, destaca, la implantación del carril bici ha provocado que la antigua «ronda de circunvalación» Mármoles-Martínez Maldonado, haya dejado de serlo y la calle Mármoles cuente con un tramo de un solo sentido, en dirección a Carlos Haya, lo que obliga en Martínez Maldonado a un desvío hacia calle Hilera si se quiere ir al Centro.

La plaza, recalca el arquitecto, supondría un desvío parecido, en este caso una vuelta a la manzana por la calle Lanuza o bien a la plaza de Bailén, «que permitiría bastante el tráfico y no supondría una alteración seria; la ciudad tiene este recurso y lo hace muchas veces».

Y del aparcamiento municipal bajo el espacio ganado a Martínez Maldonado plantea que «hace mucha falta». El arquitecto explica que ha presentado el proyecto a los concejales de Urbanismo, Diego Maldonado, y de Movilidad, Raúl López, que todavía no se han pronunciado.

Javier Gamero dice «tener esperanzas» y subraya el apoyo de Juan Romero, presidente de la asociación de vecinos de la Trinidad y de Juan Antonio García Gordo, responsable de Facemap. Ayer fue la presentación pública y el arquitecto confía en que la plaza de Zamarrilla sea algún día realidad.

«La idea es revitalizar esta zona». El presidente de la asociación de vecinos de la Trinidad, Juan Romero, ve en este proyecto una oportunidad para «revitalizar la zona y ponerla más bonita», subrayando que el aparcamiento «descongestionaría el barrio». Juan Romero propone, no obstante, que en lugar del desvío de tráfico los coches puedan pasar bajo la plaza, aunque ve una pega al parking: «En caso de que el proyecto sea viable, el Ayuntamiento dice que sin clientes no lo construye». El proyecto puede consultarse en: www.javiergameroarquitecto.es/zamarrilla.html.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook