04 de abril de 2013
04.04.2013
El próximo lunes

La plantilla de Isofotón irá a Sevilla a exigir una cita con el consejero

Afirman sentirse «vendidos» por la Junta al no contar todavía con un observador para tutelar el ERE

04.04.2013 | 00:38
Los trabajadores de Isofotón, concentrados ayer ante la antigua sede central de Empleo, en el Muelle de Heredia.

Los trabajadores de Isofotón, en proceso de negociación del ERE presentado por la empresa para 380 empleados, protagonizaron ayer una nueva ocupación de dependencias de la Junta de Andalucía en su intento de obtener, sin éxito, una cita con el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila. Si hace algo más de dos semanas parte de la plantilla irrumpía en la Delegación de Economía, situada en la calle Bodegueros, para tratar de arrancar ese compromiso, ayer unos 200 trabajadores se personaron en las antiguas dependencias centrales de Empleo, ubicadas en la esquina de Muelle de Heredia y Alameda de Colón. Sin embargo, los empleados de la firma tampoco lograron en esta ocasión el objetivo de amarrar un encuentro con Ávila, algo que volverán a solicitar por tercera vez este próximo lunes en una concentración que tendrá lugar en Sevilla, a las puertas de la Consejería, según confirmó ayer el sindicato CSI-F.

Los trabajadores llegaron ayer a la antigua sede central de Empleo alrededor de las 11 de la mañana y se retiraron al filo de las 15.30 horas de la tarde. La ocupación se desarrolló de forma totalmente pacífica y sin incidentes.

Los representantes de la plantilla, que se vuelven a reunir hoy a las 10.30 horas con la empresa para negociar el ERE, querían que la Junta se comprometiera a enviar a la reunión de hoy al funcionario que debe actuar como mediador y coordinador de las reuniones que restan. Sin embargo, fuentes sindicales aseguraron que en la Junta comentan ahora que este mediador, un inspector de trabajo, no puede acudir porque el periodo de consultas «se da por finalizado».

Hay que recordar que Isofotón presentó el ERE el pasado 5 de marzo, con lo que el preceptivo mes de consultas duraba en principio hasta mañana viernes. Sin embargo, tanto trabajadores como empresa tenían previsto alargar ese periodo hasta el día 12 después de que la Junta señalara a Isofotón que existían ciertos defectos formales en el ERE que tuvieron que ser subsanados.

La Junta ha concertado una cita al comité con la Inspección de Trabajo hoy a las 9.30 horas para informar acerca de una posible prolongación del periodo de consulta, apuntaron las fuentes sindicales, que declararon sentirse «vendidos» por la Consejería. «Si el plazo de consultas acaba ya la empresa podría aplicar el ERE de forma casi inmediata», recordaron.

Por su parte, fuentes de la Consejería de Economía señalaron que la responsabilidad de la Junta acabó en el momento en que se contactó con la Inspección de Trabajo para pedir un tutelaje sobre el ERE, algo con lo que las partes estaban de acuerdo. A partir de entonces, añadieron, es el inspector designado –y que se encuentra en Sevilla– el que ha examinado la documentación facilitada por la empresa y el que ha decidido si acudir o no a las reuniones del ERE como coordinador de las mismas.

Estas mismas fuentes comentaron que es la ley la que establece que el periodo de consultas del ERE no puede exceder del mes de duración, por mucho que empresa y trabajadores acuerden entre ellas prolongarlo. En todo caso, la posibilidad legal es concluir el preceptivo periodo sin acuerdo y abrir entonces un periodo nuevo, que es la opción que se tomó, por ejemplo, en el ERE de la empresa Roca. Según Economía, en la cita que tienen hoy los trabajadores de Isofotón con el jefe de la Inspección de Trabajo, Alfonso Conejo, se les informará de todas estas posibilidades.

A la espera de respuesta. En cuanto a la reunión de hoy, el comité espera la respuesta de la empresa al plan social alternativo que presentó a la dirección de la firma el pasado martes y que incluye medidas como la recuperación total de las actividades externalizadas para que esas tareas las realice personal de Isofotón. Las prejubilaciones y las excedencias voluntarias son otras propuestas. Así, los trabajadores con 50 años a la fecha de acogimiento se comprometerían a que a los 58 años se acogerán a una prejubilación.

La adscripción voluntaria al ERE sería a razón de 35 días por año de servicio y los trabajadores podrán optar a cobrar la indemnización completa y no tener derecho a reincorporación o a recolocarse y percibir al momento de causar baja al menos el 50% de la misma.

También se plantea la posibilidad de la reducción de jornada, de forma voluntaria, con un tiempo de vigencia estipulado para volver luego a su jornada habitual.

@josevirodriguez

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook