06 de junio de 2013
06.06.2013

La Junta afirma que la Ley de Costas es "volver a poner el ladrillo por encima del turismo"

Señala que la primera línea de playa estará "menos protegida que la segunda", que contará con protección del Gobierno andaluz

06.06.2013 | 15:35

El consejero de Turismo y Comercio de la Junta de Andalucía, Rafael Rodríguez, ha afirmado que la modificación de la Ley de Costas aprobada por el Gobierno central supone "volver a poner el ladrillo por encima del turismo", lo que ha considerado un "retroceso histórico" para España.

Así, Rodríguez, quien ha asistido a la inauguración del octavo Salón Internacional de Turismo, Arte y Cultura, Euroal 2013, en Torremolinos, ha manifestado que Andalucía será más competitiva como destino si es "solvente y sostenible", algo que, ha añadido, "es incompatible con la masificación del litoral y con convertir en hormigón todo el espacio libre que quede en primera línea de playa".

En este sentido, ha afirmado que se va a dar una "paradoja inexplicable" ya que la primera línea de playa, que depende de Costas, va a tener "menos protección" que la segunda, de la que se encargará la Junta y que "se ordenará desde una perspectiva sostenible".

"La primera línea va a tener menos protección y estará más sujeta a la tiranía del ladrillo que la segunda, que depende de la Junta", ha apostillado, incidiendo en que la modificación de esta normativa "es como si la moviola echara hacia atrás prácticamente 25 años, es volver a 1988".

A juicio del consejero andaluz, significa "volver a poner el desarrollo urbanístico como motor del desarrollo turístico y eso es lo que nos ha llevado a la actual crisis y es lo que más ha devaluado a Andalucía como destino turístico".

Por otro lado, se ha referido al plan contra la estacionalidad turística sobre el que está trabajando el Gobierno autonómico y que pretende que esté listo en octubre con el objetivo principal de que cada vez sean menos los hoteles que cierran sus puertas durante el invierno.

Así, ha defendido las posibilidades "absolutamente diferentes" de Andalucía, con un buen clima y una oferta complementaria "mucho más amplia" que otros destinos. Ha enumerado las bondades de la región, como el turismo gastronómico, cultural, de sol y playa, golf, patrimonial y de interior: "somos realmente competitivos durante todo el año y queremos ponerlo en valor e ir gestionando de forma más eficiente la estacionalidad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp