07 de junio de 2013
07.06.2013
Operación contra la Camorra

Prisión para la novia del capo Polverino y un constructor de Tarragona

Está previsto que el juez Velasco interrogue hoy a doce detenidos en Málaga, tras coger el martes en Marbella a dos cabecillas del clan

07.06.2013 | 05:00
Uno de los detenidos durante la operación en Marbella.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco decretó ayer prisión incondicional para Kellen Barbosa, la novia brasileña de Giuseppe Polverino, el capo del clan de la Camorra desarticulado el martes, cuyos dos máximos responsables fueron detenidos en Marbella en plena juerga, y para el constructor Agustín Vals Reverte, quien hizo negocios inmobiliarios con jefes del clan en Tarragona.

Velasco, que ayer decretó prisión eludible bajo fianza de 12.000 y 6.000 euros para dos de los detenidos y dejó en libertad a un tercero, tiene previsto interrogar hoy a otros doce detenidos en Málaga en esta operación conjunta con Italia que se saldó con un centenar de arrestos, 30 de ellos en España.

A la novia de Polverino, con la que tiene un hijo y que se negó a prestar declaración, el juez le imputa un delito de blanqueo y pertenencia a organización criminal, los mismos delitos por los que ha enviado a prisión a Vals, al que además le acusa de alzamiento de bienes, según informaron fuentes jurídicas.

En su declaración ante Velasco, Vals Reverte, cuya residencia está en Vinaroz (Castellón) pero sus actividades inmobiliarias las desarrollaba en Tarragona, admitió que tenía relación con los jefes de este clan desde 2001 y que negoció con ellos la construcción de una urbanización de 25 chalés en un solar en el municipio de El Vendrell llamado La Finqueta en el que él tenía una participación.

Relató que llegó a construir algunos chalés en esa urbanización, cercana a Playa Alcanar, y explicó que muchos eran para los miembros del clan, que de este modo blanqueaban el dinero procedente del tráfico de hachís, según los investigadores.

También reconoció haber hecho viajes a Italia para hablar del negocio con los líderes del clan. De hecho se alojó en casa de uno de ellos, condenado en su país por narcotráfico.

Además señaló que cuando vio que el clan mafioso empezaba a ser perseguido en España, poco antes de la detención de Polvorino en 2012 en Jerez de La Frontera (Cádiz), empieza a vender propiedades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp