16 de junio de 2013
16.06.2013
40 Años
40 Años
Esta semana

La Junta no suspenderá la deuda municipal del metro

El Ayuntamiento de Málaga, dispuesto a ir a los tribunales - 32 millones de euros pendientes de cobro

16.06.2013 | 14:30

La Consejería de Fomento y Vivienda tiene previsto responder esta semana al Ayuntamiento de Málaga a su reclamación de suspensión del proceso de cobro de las tres liquidaciones por valor de 32,31 millones de euros correspondientes a la construcción del metro hasta 2012. La contestación, en la línea de lo argumentado hasta ahora, será negativa porque se trata de "una demanda justificada, según lo establecido en el convenio".

     Así lo ha expresado el delegado territorial de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía en Málaga, Manuel García Peláez, quien ha precisado que, aunque existe la figura del silencio negativo, los servicios jurídicos están preparando un escrito de respuesta al cumplirse ya el mes que tiene la Consejería para pronunciarse sobre la petición municipal de suspensión de ese cobro.

     En este punto, el representante de la Consejería de Fomento y Vivienda en la provincia de Málaga ha señalado a Europa Press que "la demanda de ese pago está razonada, según lo establecido en el convenio del metro; si no fuera así, no hubiéramos emitido la factura".

     García Peláez ha dejado claro, de todos modos, que "la vía de la negociación sigue ahí". "A partir de ahora el Ayuntamiento tendrá que determinar qué hace", ha afirmado, recordando que, a falta de entregar una documentación que justificara la procedencia de la financiación, el departamento que dirige Elena Cortés estaría dispuesto a aceptar compensar con obras de movilidad sostenible 17,5 millones de euros de esos 32,31 millones que reclama por la construcción del suburbano. E, incluso, "estamos abiertos a seguir viendo más actuaciones para cubrir el montante total", ha dicho.

     A esa cantidad, de todas formas, hay que sumar otra factura de 37 millones de euros --31,31 millones por el rescate de tramos de obra y seis por reposición de infraestructuras--, cuyo pago es rechazado por el Consistorio malagueño. El problema en este punto, según ha aseverado García Peláez, es que "el acuerdo ha de ser global", en referencia a esos casi 70 millones.

     El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ya insistió el pasado miércoles en que la argumentación del Ayuntamiento para rechazar asumir las tres liquidaciones "es muy sólida jurídica y políticamente". Por ello, exigiendo el mismo trato que se dio a Sevilla, se mostró dispuesto, si ese cobro no es anulado, a recurrir a los tribunales para "defender los intereses de la ciudad".

     Todo ello, resaltó, "sin perjuicio" de "la colaboración leal con la Junta de Andalucía". "Eso no impide que intentemos por el bien de la ciudad colaborar en todo lo que esté en nuestras manos", indicó, sobre todo tras la reunión que mantuvo el pasado 24 de mayo con el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, para "buscar una solución que permita llevar el metro soterrado hasta la plaza de la Marina al menos", aunque "lo ideal --subrayó-- es llegar hasta La Malagueta".

     En las últimas comisiones técnica y de seguimiento, celebradas los pasados 30 y 31 de mayo, respectivamente, el Ayuntamiento y la Consejería de Fomento y Vivienda evidenciaron su falta de entendimiento, reiterando el primero que el metro atraviese el centro soterrado y la segunda, en superficie.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp