20 de junio de 2013
20.06.2013
Obituario

Adiós a Jacinto, vecino inolvidable del Palo

Fue importante protagonista del movimiento vecinal y participó en la transformación urbanística del barrio

20.06.2013 | 05:00

Soltero, sobrio, culto, delgado, flequillo canoso sobre la frente, con una gruesa verruga en la cara y una pierna que le dificultaba el andar. Además, estaba familiarizado con el latín y el griego y se alistó en todas las batallas contra la injusticia que le rodeaban.

Jacinto Matarín Campiñas, natural de Almería, recaló hace muchos años en El Palo, barrio en el que luchó por un mundo mejor como cristiano de base (era miembro de la Hermandad Obrera de Acción Católica, HOAC) enrolándose en la utopía del cura Miguel León a favor de los desfavorecidos.

También fue un importante protagonista del movimiento vecinal. Eterno tesorero de la asociación de vecinos del Palo, participó de forma muy activa en la transformación urbanística del barrio, en las reivindicaciones para arreglar las calles, en la defensa de las casas de la playa, en la vocalía de Cultura y las organizaciones de base. Era capaz de apoyar que las inversiones públicas fueran a las zonas más marginales anteponiéndolas a las necesidades del propio barrio. Fue uno de los responsables de que La Mosca tuviese un polideportivo, porque para él no había gentes de aquí y de allá, sino que todos merecían el mismo trato, especialmente aquellos que nuestro sistema económico trataba injustamente.

En nuestras calles ha encarnado la imagen de la sencillez, la honradez, la tolerancia y la solidaridad. Ha conversado con casi todos, ha jugado al dominó con los jubilados, se ha manifestado con pancartas, formó parte del Consejo del Centro de Salud, del Colectivo de Parados, de la vocalía de Urbanismo, de las Comisiones Antidroga, de las Coordinadoras de Asociaciones de Vecinos. También contribuyó a conseguir que en El Palo se construyeran el Centro de Salud, el Hogar del Jubilado, el nuevo Instituto, el Colegio Miguel Hernández y el Jardín de Playa Virginia. Consoló y ayudó al que tenía cerca y al final, en su larga enfermedad, pudo recibir de su familia, sus amigos y compañeros de la HOAC el cariño y el apoyo que él tanto había prodigado. Descanse en paz.
El funeral por Jacinto Matarín tendrá lugar hoy a las 8 de la tarde en la parroquia de San Juan de la Cruz (calle Almería, 46) en El Palo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp