26 de junio de 2013
26.06.2013
Comercio

El cliente tiene la razón, pero si guarda el tique

La UCE publica un año más una serie de consejos para que los usuarios sepan cómo comprar en las rebajas

26.06.2013 | 05:00
Pilar Burgos, en Liborio García, empezó las rebajas el miércoles pasado.

La Unión de Consumidores de Málaga ha vuelto a ofrecer a los usuarios una serie de consejos y recomendaciones de cara al comienzo del periodo estival de rebajas, para que disfruten con total garantía de sus compras en esta época. La UCE recuerda que tras la aprobación del Real Decreto-ley 20/2012 de julio del pasado año, que modificaba la regulación del comercio minorista a nivel estatal, los cambios más sustanciales en materia de rebajas son que los establecimientos pueden disponer los periodos de rebajas cuando lo deseen. Ya no han de limitarse a invierno y verano. Tampoco hay duración máxima ni mínima, y aunque los productos rebajados han debido ser puestos a la venta, a precio normal, con anterioridad, ya no existe la obligación de que sea el mes anterior al comienzo de las rebajas.

La UCE destaca que los artículos están sujetos a idénticas condiciones que el resto del año como norma específica. Los establecimientos aplicarán las mismas políticas de devolución, condiciones de calidad y formas de pago que los meses restantes del año.

«El usuario debe ser consciente de que, al adquirir un artículo, esté o no en rebajas, existe la obligación de cambiarlo o devolverle el dinero siempre y cuando se encuentre defectuoso, roto o estropeado, así como cuando no sirva para el uso que se le asigna ordinariamente, cuando no se ajuste a las características descritas, o si se le ha indicado manifiestamente al vendedor que no sea apto para el uso especial que pretendemos darle».

Otro aspecto fundamental es prestar atención al etiquetado de los artículos. En ellos deberá aparecer el precio anterior y el rebajado, así como el porcentaje de descuento, para que el consumidor pueda comparar precios y sea consciente de la diferencia económica si decide adquirir el producto.

Además, las fechas de inicio y fin del periodo de rebajas deberán estar visiblemente colocadas en el establecimiento, que también deberá señalizar y separar con claridad los productos que están rebajados en su comercio de los de nueva temporada.

«Como recomendación básica a los consumidores aconsejamos la elaboración previa de un presupuesto que indique lo que necesitamos y la cantidad que se puede gastar. Además, sugerimos realizar un consumo moderado de las compras con tarjeta de crédito, ya que, aunque puede que no inmediatamente, el cobro llegará finalmente a la cuenta bancaria, por lo que hay que evaluar cuánto gasto puede asumir cada consumidor».

Respecto a las formas de pago, el consumidor podrá abonar el importe de sus compras de la misma manera que el establecimiento establezca el resto del año, a no ser que se informe de forma específica, en lugar visible y claramente de lo contrario. Tampoco se podrá obligar al usuario a pagar un recargo por pagar con tarjeta en el periodo de rebajas. En las devoluciones, si el pago se realizó con tarjeta, la reposición se le hará en tarjeta, mientras que si abonó al contado, la devolución será al contado.

Además, el comprador no debe olvidar exigir y guardar el tique de compra por si surge algún problema, e incluso podrá serle muy útil conservar la publicidad, ya que tiene valor contractual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp