22 de agosto de 2013
22.08.2013
Estudio

Los jóvenes malagueños son los que más difícil tienen comprar una vivienda

Andalucía es la cuarta región con la tasa de emancipación más baja para los menores de 30 años

22.08.2013 | 05:00
Solo dos de cada diez jóvenes andaluces pueden emanciparse en la actualidad.

Los jóvenes malagueños son los que más dificultades tienen dentro de Andalucía a la hora de acceder a una vivienda libre ya que deberían cobrar 2.094 euros netos al mes, de los cuales el 30 por ciento iría destinado a la hipoteca, unas cifras que la posicionan como una de las ciudades más complejas de la geografía española a la hora de adquirir un inmueble.

Así lo refleja el último estudio realizado por el Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España que detalla que durante el primer trimestre de este año, y con las condiciones salariales que tienen aquellos que oscilan entre los 16 y 29 años, un joven tiene que destinar una cuantía superior a su sueldo íntegro para poder afrontar una letra hipotecaria. En concreto, el 106 por ciento de su salario. En el caso de tratarse de un hogar joven –inmueble donde viven mínimo dos personas asalariadas – el porcentaje desciende al 67 por ciento. Ambas cifras muy por encima de la media regional que sitúa en un 69 por ciento el porcentaje del sueldo de un joven asalariado para hacer frente a la hipoteca y en un 37,5 por ciento en caso de tratarse de un hogar joven.

La emancipación se convierte cada vez más en una hazaña épica que solo saborean los más afortunados y es que, solo el 19,3 por ciento de los menores de 30 años pueden volar del nido, una cifra que posiciona a Andalucía como la cuarta región con la tasa más baja en comparación con el resto de España. El porcentaje se eleva al 69,9 por ciento en la franja de 30 a 34 años de edad.

La escasa capacidad adquisitiva y las duras condiciones que impone el mercado convierten al colectivo en un grupo vulnerable que ha visto descender la emancipación de un año a otro un 6,9 por ciento en términos absolutos, entre la población de 25 a 29 años.

A pesar de la bajada de precios de la vivienda libre (un 6,2 por ciento en un año) la capacidad adquisitiva de los jóvenes asalariados descendió y, sobre todo, la de los hogares, con una bajada del 11 por ciento registrada.

El 90% en el sector privado. Gran parte de la población joven asalariada trabaja en el sector privado, en concreto, el 90 por ciento, y el 54 por ciento desempeña una actividad por debajo de sus funciones.

En cuanto a la población de jóvenes ocupados, el 90 por ciento trabaja por cuenta ajena, tal y como ocurre en el conjunto de España. El 27 por ciento de los menores de 30 años trabaja a tiempo parcial.

Por otro lado, la población joven inmigrante en la región con menos de cinco años de residencia en España sufrió un descenso anual que superó el 50 por ciento, y en la actualidad supone el 1,5 por ciento de la población joven, un porcentaje inferior a la media española que oscila el 4 por ciento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas