25 de noviembre de 2013
25.11.2013

Detenida por simular que la habían raptado para perjudicar a su exnovio

Denunció ante la policía que dos individuos la habían secuestrado, atado a un árbol y agredido

25.11.2013 | 05:00

La Policía Nacional de Málaga ha detenido a una joven de 22 años como presunta autora de un delito contra la administración de justicia ya que simuló que dos personas la habían raptado, atado a un árbol y agredido. Todo ello, al parecer, para perjudicar a su expareja.

Las investigaciones se iniciaron el pasado 31 de octubre tras un parte de intervención presentado por agentes de la Policía Local de Málaga en la oficina de denuncias de la comisaría oeste de la capital, en el que informaban de que habían sido requeridos por dos jóvenes: una chica y su novio.

Según relató la chica a los agentes, durante la mañana del día anterior, dos individuos la habían abordado, después de inmovilizarla, y la trasladaron hasta un campo del distrito de Campanillas, en donde supuestamente la ataron a un árbol y la agredieron.

Aunque la víctima no especificó en esos momentos las agresiones, sí dijo que tenía intención de presentar una denuncia después de que fuera asistida en un centro médico por las lesiones que le habían causado, según indicó la Policía Nacional en un comunicado.

Tras tener conocimiento de los hechos, los policías iniciaron una investigación. Inicialmente citaron a la supuesta víctima, quien les relató que el día anterior había recibido en su teléfono móvil un mensaje de texto con una amenaza, instándola a que le dijera a su novio que se presentase en un lugar determinado.

Además de ratificar lo ya denunciado, indicó que fue abordada por dos individuos, inmovilizada y, con los ojos vendados, trasladada hasta un campo cercano en donde la ataron a un árbol, la agredieron y finalmente, fue abandonada por sus captores. Y una vez que consiguió liberarse parcialmente, llamó a su novio por teléfono. Durante la práctica de las oportunas gestiones, la víctima entregó a los agentes los efectos que los agresores habían utilizado para atarla al árbol, concretamente, una cuerda, una cadena, una correa de perro y un juego de grilletes simulados.

Finalmente, informó a los agentes de una serie de mensajes que habría recibido a través de distintas redes sociales en los que amenazaban a ella, a su hermano y a su actual novio. Señaló como posible inductor de los acontecimientos a una expareja «que querría citarse con su actual novio para agredirle».

Los agentes, ante la evidencia de la falsedad de lo relatado, citaron a la joven, quien acabó reconociendo que se había inventado los hechos y que ella misma se mandaba los mensajes a su propio teléfono móvil desde teléfonos públicos y desde distintas cuentas que se había abierto en las redes sociales.

Fue ella misma la que se desplazó hasta el campo en el que se ató a un árbol. Desde allí llamó por teléfono a su actual novio «para comenzar la farsa de manera creíble". Su finalidad, según indicó la policía, «era incriminar a su exnovio».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp